TESTAMENT + EXODUS

Mucho ruido, muchas nueces, mucho de todo

Noche de thrash en Barcelona, con la compañía de dos bandas históricas como son Exodus y Testament. Los primeros, con más de treinta años de una meritoria trayectoria que les ha granjeado lamentablemente un prestigio muy superior a su proyección comercial, presentaron su thrash metal particular, de la mano del repescado Steve Souza en la voz, junto a los excelentes Lee Altus y Gary Holt en las guitarras, más Jack Gibson en el bajo y Tom Hunting (único miembro fundador de la banda que queda en la formación) en la batería.

ExodusUna hora y cuarto tuvieron en el escenario, con un sonido bastante bueno de la sala, aunque un poco bajo (lo que por otra parte permitió advertir matices que con el volumen más alto no se aprecian, como pasó después con Testament), durante la cual conectaron por completo con un público que más parecía haberlos ido a ver a ellos que a los otros. A resaltar la plena confianza de la banda en su material más reciente: hasta cuatro temas cayeron de su último álbum, Blood in, blood out (2014), junto a una presencia importante de, sobre todo, el primer álbum. Cerraron su buena intervención con tres temas viejos, Bonded by blood y Strike of the beast de su primer álbum de 1985, y The toxic waltz, quizás su mejor tema, de Fabulous disaster (1988).

Tras la pausa prescriptiva, salieron los cabeza de cartel con un volumen infernal que puso de manifiesto absolutamente todas las carencias acústicas de la sala Salamandra, con una actitud inmejorable, pero con un setlist mucho mas conservador: ¿cuáles son los temas con los que no fallaremos? ¿Los de los ochenta? Pues esos vamos a tocar, ni más ni menos. Así, bastante más de la mitad de los temas que interpretaron eran de los primeros tres álbumes de la banda: desde la apertura (Over the wall, de The legacy de 1987) hasta Practice what you preach de 1989, pasando por seis temas de The new order de 1988 (sí, ya nos hemos enterado de que es vuestro mejor disco, sí) y otro tema más del primer álbum. Los guitarristas históricos de la banda, Eric Peterson (con una camiseta de Galicia, iba el tío, no me jodas) y Alex Skolnick, impresionantes, sobre todo este último, que se prodigó con solo tras solo durante todo el recital, Chuck Billy imponía más con su presencia que con la voz que le queda, y la sección rítmica estuvo también mejor que bien, con Steve DiGiorgio en el bajo (buen invento lo de las tres cuerdas en un mástil de cinco, vénase las fotos) y el reloj atómico Gene Hoglan en la batería. Véanse The preacher o The new order por poner unos ejemplos.

Todo el conjunto, un engendro infernal de hacer ruido. Rápidos y precisos. Tras acabar con Practice what you preach , salieron a los bises con D.N.R. (do not resuscitate) y 3 days in darkness, de The gathering (1999) más Disciples of the watch, de The new order. Total, una hora y tres cuartos y un par de días de sordera inducida.

Setlist Exodus: Black 13 / Blood in, blood out / Iconoclasm / Children of a worthless god / Piranha / Salt the wound blood / Blacklist / Body harvest / Bonded by blood / The toxic waltz / Strike of the beast

Setlist Testament: Over the wall / Rise up / More than meets the eye / Native blood / The preacher / Souls of black / The new order / Eerie inhabitants / First strike is deadly / Trial by fire / Into the pit / Practice what you preach / (Bis) D.N.R. (do not resuscitate) / 3 days in darkness / Disciples of the watch

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.