THE MUGGS – Straight Up Boogaloo

Vuelven las bestias pardas del rock

Han vuelto a hacerlo. Este trío es una verdadera bestialidad. Rock en estado puro, tanto en sus temas propios como en las versiones. Casi una hora de rock crudo, directo al hígado, sin trampa ni cartón y sin concesiones. Batería, guitarra y teclados (que hacen las veces de bajo). Nos visitaron hace poco y volvieron a dejar muy buen sabor de boca.

Applecart blues abre el disco, gran ejemplo para saber lo que nos espera a lo largo de todo él, todo tipo de sentimientos intensos excepto relajación y pasividad. Luego llegan unos temas más bluseros, pero la distorsión y los riffs hipnóticos que acentúa el teclado no cesan, así como el constante machaqueo de la batería.

Roger over and out es un tema dividido en dos partes donde experimentan con otros sonidos de guitarras, voces en off y efectos de sonido. Blues for Mephistopheles, seguro que lo hicieron pensando en Robert Johnson, o al menos se respira ese ambiente de blues y almas vendidas.

Y como siempre sus entrañables y míticas versiones. En este caso los elegidos son Black Sabbath (Tomorrow’s Dream), The Beatles (Yer Blues) y Fleetwood Mac (Rattlesnake shake) donde un tema de apenas tres minutos se convierte en uno de doce, así que os podéis imaginar la improvisación y giros que hace la guitarra durante ese interminable solo. The Muggs, siempre que tocan temas de otros músicos se puede decir que hacen versiones, se reconocen las canciones pero le dan una intensidad y un estilo que en muchos casos mejoran incluso a las originales.

Una salvajada de disco: si alguien sabe transmitir lo que es el rock, tanto en directo como en grabaciones, esos son The Muggs. Echan toda la carne en el asador siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.