ENTREVISTA A BONI

Incandescente, nuevo proyecto

Reproducimos a continuación la entrevista a Boni que apareció en la Revista Digital de Marzo-Abril de 2015. Por si algún despistado no se leyó la revista ahora tiene la oportunidad de redimirse.

Tras la disolución de Barricada, Francisco Javier Hernández ‘Boni’ comienza una nueva aventura en solitario. Acaba de sacar un disco llamado Incandescente, con diecinueve temas, eléctricos y acústicos, donde lo ha dado todo a nivel compositivo e instrumental. Hablamos con él para saber más de este nuevo proyecto que podremos disfrutar en directo el mes de mayo.

Incandescente es el título del disco y el de la segunda canción de la “parte eléctrica”, ya en la letra de deja ver claramente de que va, pero me gustaría que describieras porque has elegido este tema como título.

Es el estado en el que me encontraba en el momento de componer, y en el que alguna medida me sigo encontrando. La situación social en la que se encuentra mucha gente, hartos de esta situación. Es algo que me sucedía y tenía la necesidad de expresar de alguna forma. Desafortunadamente estamos viviendo unos tiempos que provocan este estado anímico.

Has vuelto a hacer una letra un tanto “controvertida”, o que al menos puede suscitar a algunos (los de siempre) cierto rechazo, aunque tengas toda la razón del mundo. Me refiero a Cuchillas. ¿Ha vuelto a llamar a tus puertas la censura?

Cuchillas es un tema que me empezó a rondar cuando vi las imágenes de los inmigrantes que intentan saltar la valla de Melilla y se producían esos tremendos cortes en los brazos. Viven un drama tremendo, y los gobiernos no hacen nada por solucionarlo. Encima ahora después de la catástrofe de hace unos días con los casi mil muertos deciden poner la frontera en su propio país, en vez de solucionar el problema político y ayudar a quitar al dictador de turno.

De todas formas, como mi estilo a la hora de escribir es menos directa, más poética, con metáforas parece que hasta el momento no ha generado malestares.

Boni entrevista 03¿A veces me da la impresión que volvemos a los tiempos del cuplé?

Si efectivamente, Sociedad Alkohólica son directos, van a saco con las letras y mira lo que les ha pasado en Madrid. Mi estilo no es tan directo aunque trate también temas socialmente comprometidos.

También hay un tema en euskera…

Sí, es la letra de un poema de la escritora guipuzcoana Jasone Osoro. Yo no sé euskera, pero coincidí con ella en un instituto, en unas jornadas culturales, donde yo interpretaba unos temas acústicos y ella leía unos poemas. Conectamos de forma inmediata y se me ocurrió hacer un tema con uno de ellos. Elegí Sua y enseguida se me ocurrió la música, tratando de llevarla a un terreno más acústico.

¿Sobre qué va la letra?

Es un encuentro amoroso, mejor dicho de desamor. Es un tema que trata Jasone mucho en sus poemas y que sin duda sabe hacer muy bien.

¿El directo lo vas a realizar con los mismos músicos que los que has grabado el disco?

Si, va a ser la misma banda, que la forman Juan Carlos Aizpún a la batería, Ion de Luis a la guitarra y Óscar Muñoz al bajo. A pesar de que cada uno está muy liado con sus clases en el conservatorio, clases particulares u otras bandas, afortunadamente son muy buenos y no necesitan muchas horas de ensayo para darlo todo y llegar a un grandísimo nivel.

Juan Carlos y Óscar son viejos conocidos. La llegada de Ion ha dado un aire nuevo y fresco con su personalidad a la hora de tocar. Por ahora tenemos tres conciertos confirmados, en Madrid, Barcelona y Bilbao aparte de algunos acústicos más con firma de discos. Es difícil cuadrar los horarios “normales” que tienen con los conciertos, pero encontramos la forma de hacerlo.

boni-incandescenteNos encontramos ante un disco larguísimo de 19 canciones. ¿Por qué has elegido hacer un cd tan largo? ¿No hubiera sido mejor para ti, al menos comercialmente, sacar uno ahora y otro en unos meses o un año?

Efectivamente es algo que pensé bastante. De repente me he encontrado en un buen momento a la hora de componer, tenía muchas ideas en la cabeza que quería “sacarme” de encima y el resultado han sido estas canciones. La verdad es que no me he quedado a gusto hasta que he terminado el proyecto, era algo que necesitaba rematar. Me planteé sacar primero el acústico, pero pensaba que la gente esperaba de mí algo eléctrico, así que al final me decidí por publicar todo y no pensar tanto en la parte “comercial”.

¿Y en directo vas a presentar los dos “formatos”?

Por ahora no, sólo la parte eléctrica, aunque lo que sí que haremos es darle ese formato a alguno de los temas que aparecen como “acústicos”. La gente espera de mí que haga temas eléctricos, así que se los haremos. La parte acústica si alguna vez se hace me gustaría que se hiciera fiel a lo que se grabó, es decir, si aparece un piano o teclado mantenerlo, si es un triángulo lo mismo. Para lo cual se necesitarían más músicos e instrumentos. Pero es algo que no descarto y que seguramente acabe haciendo.

¿Te has planteado el problema económico que conlleva la disolución de Barricada? Ahora los fans tienen que seguir a tres grupos en vez de uno.

(Risas) Ya, es algo que me dicen o nos dicen mucho. Pero hay que verlo por el lado positivo, van a caer temas de Barricada en directo por partida triple. Así que lo que hay que hacer al menos es ir a los directos (risas) y el que pueda que compre los discos también.

¿A quién va dirigido este disco?

Pues al público que me seguía en Barricada y espero captar a muchos más, sería maravilloso poder contar con nuevo público o seguidores en esta nueva etapa.

¿Has notado mucho el cambio de pasar de ser parte de un grupo a hacer todo tu solo, por así decirlo?

Por supuesto, aunque Enrique ejercía un poco de “organizador” de ideas y letras, ahora estás sólo ante el peligro. Antes actuábamos como banda, todos aportábamos. Unos en unas etapas más que otros. Porque como te puedes imaginar durante tantos años se tienen altibajos en la fase creativa. Por ejemplo, yo tengo tres hijos, ahora el pequeño tiene once, pero hubo unas temporadas cuando eran pequeños que era realmente difícil mantener el ritmo y compaginar todo. Ahora sin embargo he hecho yo todo, letras, música e incluso producción.

Precisamente sobre eso quería hablar, ¿cada vez te involucras más en el proceso de producción?

Todas las partes de las que se compone la elaboración de un disco me encantan y lo vivo intensamente. Llevo muchos años y he ido aprendiendo bastante. Siempre me ha interesado y en esta ocasión he grabado las bases de batería y bajo en el ordenador. De esta forma aparte de poder transmitir a los músicos lo que quiero expresar, se gana mucho tiempo en el local de grabación, ya que te limitas a arreglar cosas que al tocar o escuchar en el estudio no te convencen del todo. Pero son eso, detalles, arreglos, pequeñas cosas que se corrigen en un momento y se ahorra mucho tiempo y dinero en ese proceso de grabar.

¿Pero eso no puede ser también negativo, es decir, a lo mejor es bueno escuchar una segunda opinión, aunque luego la descartes?

Bueno, efectivamente, todo lo que hago “pasa” luego por Miguel Aizpún, hermano de Juan Carlos, que es de mi edad, con el que llevo muchos años junto y del que me fío y dejo asesorar ya que nos entendemos a la perfección. De todas formas, a la hora de grabar, los músicos han aportado su sonido y estilo personal y en eso no me he metido mucho.

Boni entrevista 02Aunque has hecho un disco de rock, hay muchos matices distintos tanto en los temas acústicos como los eléctricos, ¿está hecho así a posta?

No, ha sido todo improvisado. Habrá algunos temas que os suenen más a lo que hacía con Barricada y otros os sonarán distintos a todo lo que me habéis escuchado antes. De todas formas cada vez intento hacer cosas distintas, no utilizar siempre los mismos acordes ni hacer las mismas secuencias. Me molesto bastante en buscar un acorde algo más “raro” o con la que se consiga otra sonoridad sin perder la esencia. Así que en parte la música a veces me resulta la parte más difícil de hacer. Respecto a las letras pues ya te he ido comentando, todo surge de lo que se observa y se vive, y luego intento plasmar en la letra de una forma un tanto “poética”, buscando juegos de palabras, metáforas y otros recursos. Precisamente ayer escuché a Santiago Auserón hablar sobre esto, y estoy de acuerdo con él, no cree en la inspiración instantánea, por así decirlo, sino que la creación es el resultado de una observación, maduración y puesta en orden de muchas vivencias.

¿Pero quizá ahora que haces toda la labor compositiva en solitario sea mejor a la hora de encontrar una forma de crear o has dado con una forma de ser muy creativo?

A pesar de haber escrito seguidos diecinueve temas, no me he quedado vacío. Pero tampoco se puede decir que haya dado con la fórmula creativa o que a partir de ahora pueda componer al mismo ritmo. Lo que si te puedo decir es que me he encontrado en una etapa estupenda, con muchas ideas y que hasta que no las he plasmado en este disco no me he quedado satisfecho. Ahora toca defenderlo en directo.

¿Por cierto, te acuerdas de tu primera composición?

Pues sí, pero porque fue algo muy especial. Creo que podría tocarla e incluso cantarla. La hice con el primer “grupo” que tuve, creo que tendría unos diecisiete años. Teníamos algo así como una banda donde el batería tocaba en unos cubos de plástico. Se enteraron que teníamos tres o cuatro canciones y fuimos a un pueblo a actuar y salí allí haciéndola. (Risas) Me imagino que me verían como algo así (hace un ritmo con la guitarra a modo de toque de guitarrista de iglesia). (Risas)

Aprendí relativamente tarde, con diecisiete años, empezó mi hermano que es un año mayor en casa y luego seguí yo. Eso sí, le eché muchas horas. En cuánto me enteraba que algún colega sabía hacer alguna virguería, allá iba a que me la enseñara.

¿De todas formas estás dentro de ese tipo de guitarristas que nunca aparecen en las listas de mejores y que a mi entender deberías estar, porque al menos tienes un estilo y sonido reconocible?

Bueno, los que hacen las listas a veces no sé si buscan el mejor guitarrista o el más rápido. Yo no soy mucho de hacer escalas, aunque pueda y las sepa, mi forma de entender la guitarra es la que conocéis todos.

¿Y te acuerdas de tu primera guitarra?

Pues también. Viajaba con ella a todos lados hasta que pequé de pardillo. No saqué billete de avión para viajar con ella y llevarla como equipaje de mano, antes era necesario, así que viajó en la bodega de carga. Era una guitarra Fender que valdría unos 3500 euros y que me devolvieron destrozada. Tras mucho discutir con la compañía me indemnizaron con 300 euros. Luego con los años se la llevé a un Luthier de Valencia que me hizo una igualita e incluso llegó a utilizar componentes originales de ella. De todas formas siempre me ha gustado enredar y me he “fabricado” mis guitarras poniendo componentes de unas y otras, intentando imitar algunas que veía y me gustaban. Tendré unas quince y me gusta cuidarlas y usarlas de vez en cuando ya que creo que todas se merecen un respeto.

¿Es decir, que Boni ha tenido más novias que guitarras?

(Risas), no, tengo o he tenido más guitarras que novias, aunque no te creas, que también he pasado por buenos momentos. (Risas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.