LUCUMA – Destruye la ciudad psicológica

Hard rock progresivo de corte muy clásico

Como actualmente parece que todo el mundo hace rock independiente, cuando ocurre que alguien se descuelga con un estilo de esos eternos, los independientes parecen ellos.

Es el caso de la banda argentina Lucuma, que elabora un hard rock con un sonido oscuro muy de los setenta, citando entre sus influencias principales a Black Sabbath, King Crimson o Rush, por poner unos ejemplos. De hecho, gracias a la diversidad rítmica que encontraremos en este disco, a quien más recuerdan es a estos últimos. Como referencias más actuales citan a Porcupine Tree (olé) y a Mastodon (olé y olé).

La portada del álbum es toda una declaración de principios en el género, rara donde las haya título incluido, y el contenido del álbum no lo es menos: nueve temas de letras entre lo místico y lo sobrenatural lo componen, en los que lo menos brillante es la voz de Daniel Acosta, lúgubre y poco clara, aunque entonar, entona. Las guitarras de los hermanos Daniel y Fernando Acosta son precisas y más que correctas, y lo mejor de la banda, a mi entender, son la batería de Javier Foppiano, absolutamente increíble, a la altura de cualquiera del ramo, y las líneas de bajo de Martín Huertas, que también son una pasada.

El disco se puede escuchar y comprar a precio libre en la página de bandcamp de la banda, y de verdad vale la pena, porque musicalmente hablando, todos los temas son una exhibición de talento (dicho sea esto sabiendo lo que te espera, que es música difícil, alejada lo máximo de la radiofórmula), que mejoraría mucho con una voz más clara, opinión del que suscribe.

Como muestras, cualquiera: Nuevo gris, Capitulación, Mulciber el Ablandador, impresionante, Escamas, Omnicronía, impecable apertura del álbum, o Rostro sin molde. Sensacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.