NIÑO MANDARINA – La vida menloquece

Cuando saben bien todos los gajos

Comienzan con un tema pop, Calles Quebradas, luego se marcan un rocanrol donde demuestran que pueden hacer diabluras con las guitarras, Caramelo de anís. A continuación otro rocanrol, al estilo Fito, que causalidad, es que el tema se llama Fa sostenido, simpático homenaje al Sr. Cabrales con letra hecha a base de estrofas de sus temas.

La vida menloquece, a ritmo de banjo, al más puro estilo Cielo del sur, Ojos de Membrillo, que si la firma Jarabe de Palo no se nota.

Demonios sin piel con la colaboración de Carlos Tarque, un tema pegadizo en una onda rock pop, también aparece como pista multimedia al final del disco. Como siendo yo mismo, empieza como los mismísimos Who, y también continúa en ese línea.

Qué final más tonto, una balada, que también saben hacerlas, y progresarlas, porque la guitarra al final cobra un protagonismo y fuerza bastante acertada.

Last call to revolution, roqueo rapero, estos chicos saben hacer de todo.

Lady Bim Bom Bam, no podía faltar un Ska, teniendo en cuenta quien produce (Tony López de Ska-P).

Con su divertido logo adaptando sus siluetas a las de los protagonistas de La Naranja Mecánica al mundo de la mandarina, que por otro lado también se cuela en el original libreto. Así podemos ver La Mandarina en la Luna de Méliès, el Ojo de Buñuel, el Paso de cebra de Abbey Road o en la luna de E.T.

Desde Vallekas, Peter (Voz-Guitarra-Bajo) Isman (Voz-Guitarra-Bajo) Fernando Benito (Guitarra-Coros) Rodri (Bateria), demuestran que se puede hacer rock fresco, cogiendo las mejores influencias españolas y acompañarlas de buenas letras para conseguir un disco bien producido, interpretado y que se hace agradable de escuchar. Y es que en la variedad está el gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.