ROSKILDE FESTIVAL 2015

Orange power

Otro Roskilde más, y menudo festival el del 2015. El que a priori se presentaba con el cartel con menos nombres de relumbrón, se convirtió en una de las ediciones más recordadas y celebradas del festival danés.

FullSizeRender

Y es que hay que fiarse de un festival en el que se cuidan tanto los nombres que se anuncian, y en eso Roskilde no suele fallar. Desde el pasado otoño uno de los principales reclamos fueron los “llenaestadios” Muse, con millones de discos vendidos y trillones de seguidores por todo el mundo. La chavalada ya tenía a uno de los grupos más consagrados en la actualidad. Pero cómo siempre mes a mes, semana a semana, día a día, se fueron desgranando los nombres para este 2015, quizás con más suspense que en otras ediciones, pero se fueron sucediendo poco a poco, aunando distintos estilos, y dando forma a lo que sería el festival. Lamb of God,  St. Vincent, The Tallest Man On Earth, The War On Drugs, Florence & The Machine, Disclosure, Enslaved, Mastodon, Pharrel Williams, Noel Gallagher’s High Flying Birds, Benjamin Booker,  Jamie xx, Electric Eye,  y muchos más,  sin olvidarnos de la leyenda viva Paul McCartney. Nombre a la altura de muy pocos festivales y que Roskilde nos tenía guardado cómo la guinda al 2015, un nombre que pronto circularía por las redes, agotando entradas y dando un último empujón a los indecisos.

Así que alejándonos de la ola de calor que asolaba la península, nos fuimos a Dinamarca a refrescarnos un poco, en todos los sentidos…

IMG_6415

Éste año el festival se desarrollaba de miércoles a sábado, y no de jueves hasta domingo, cómo en anteriores ocasiones, y dado el éxito de público parece ser que el cambio ha sido para bien. Jornadas inacabables llenas de conciertos a todas horas, sonido de lujo, buena compañía y buen clima, ¿qué más se puede pedir?

Realmente es imposible contar todo lo visto y no visto en el festival, y tampoco creo que una crónica detallada de tantos días sea muy leíble, así que he optado por lo que siempre hago en los festivales, hablar de lo que recomendarían a mis amigos que fueran a ver en cuanto pudieran. Y ahí nos encontramos la primera jornada con Noel Gallagher, había dudas de que sin su hermano bajara el nivel, pero eso no pasó, pedazo de banda y pedazo de concierto, profesionalidad de los pies a la cabeza, con un público entregado que le arropó desde del primer momento. Aunque no era el escenario principal, Noel tocaba en el Arena, se convirtió en el concierto de la primera jornada de festival, desbancando a un “soso” Pharrell Williams en el Orange (escenario principal). Pero la jornada todavía tenía algo que ofrecernos con The War on Drugs. Los americanos fueron el broche perfecto para el primer día, con sus “enormes” canciones, capaces de hacer disfrutar a varias generaciones.

cd5ff00ea2ac667a90adaebd40ef2131

La segunda jornada comenzó temprano y a las 12 de la mañana a estábamos preparados para ver a Foghorn Stringband, que tocaban en el escenario Gloria, el más íntimo del festival, que media hora antes ya estaba abarrotado para ver a este grupo de folk americano, que hizo las delicias de los asistentes, haciendo saltar por los aires el time-table del escenario tocando más de 2 horas, cuando tenían concedido la mitad. No faltaron los banjos, guitarras, y por supuesto una sucesión de temas que nos hacían transportarnos a la América más profunda.

Y de aquí tocaba ir a ver a uno de los grandes, Ryan Adams, quién tocando en el escenario principal, y a una hora tan temprano, no consiguió encandilar a los asistentes cómo deseábamos. Nada que ver con lo que St.Vincent consiguió gracias a su espectáculo, muestra de música, magia, teatro y sorpresa.

Pero esta segunda jornada tenía varias sorpresas a punto de estallar, y una de ellas era la de Foxygen, sin duda uno de los conciertos del festival. El público acudió a verles expectante de lo que podía suceder, el youtube había funcionado estaba claro, y desde luego no dejaron indiferentes a nadie. Hora y pico de concierto sin parar, con un ritmo endiablado, y una puesta en escena brutal, con coristas bailarinas incluidas; una mezcla de Iggy, Bowie y Stones. Un torbellino acababa de sacudir Roskilde.

Tras esto, aseada actuación de Florence & The Machine, haciendo gala de su enorme capacidad vocal.

F285DB7F-27AB-42DC-A67F-F35D6CBF6363-export

Y llegó la hora de darlo todo con Mastodon, una de las bandas más “duras” que actuó este año en el Festival, y por supuesto dieron fe de ello. Luego era el turno de los “ahora ídolos de masas” Muse, nada que aportar a lo que llevan haciendo los últimos años.

El toque de bailoteo y cachondeo de la jornada lo pusieron Die Antwoord, a esas horas todo se baila, estos por lo menos eran buenos.

Y una vez que llegas vivo al tercer día, te pueden echar cualquier cosa, y es ahí cuando aparece la representación española con Cabo San Roque con su maleta y todo, sólo se me ocurre decir una cosa “olé”. Y de aquí directos a ver la correcta actuación de The Tallest Man on Earth, pasando antes por una mezcla de rap y electrónica a cargo de los daneses Spektors + Nonsens.

IMG_6520

El siguiente plato era Run the Jewells, sin duda era uno de los platos fuertes de la jornada, pero además se convirtió en uno de los platos principales del festival. Si tienen su noche son uno de los mejores grupos de rap para ver sobre un escenario, y por suerte para nosotros la tuvieron. Con el “We are the champions” de Queen comenzaron un show demoledor y contundente, ante un público entregado.

Tras esto, un rato de metal con Enslaved a modo de calentamiento antes de que aparecieran por allí Lamb of God, la palabra “bestial” resume su concierto.

Y momento de poner el “youtube” a funcionar, porque aparece una de las revelaciones que tan acostumbrados nos tiene año tras año Roskilde. Twin Peaks es lo que tienes que buscar. Con tan sólo un disco en el mercado son una autentica locura sobre el escenario, si locura, una mezcla de Iggy Pop, con rock, garaje, en fin una auténtica fiesta que no dejó a nadie indiferente. Esta claro que la chavalería viene pegando fuerte, y que no paren. Un subidón demasiado fuerte para terminar la jornada del viernes…Ya es de día, pero toca dormir…

IMG_6638

Y vuelve a amanecer en Roskilde, última jornada, día marcado a fuego, Paul McCartney ya estaba en Dinamarca. Pero antes había que pasar el día de alguna manera, y que mejor que con el hardcore de All Pigs Must Die para ir despertándonos, y el soul más puro de Benjamin Booker para ponernos en la lanzadera al concierto más esperado de la noche. No sin antes dar un vistazo a la “siliconada” Nicki Minaj con sus bailongos heats, y sus plataformas de tacones imposibles.

b8c322bbd5d9570419a9a8aa6843bb78

Y llegó Paul McCartney, con más de 100.000 nórdicos esperándole, todo el foco y el peso del festival caía sobre él. Y parece que le gustaba. Comunión publico-artista desde el primer momento, silencios de respeto de los que ponen los pelos de punta, aplausos  regalados, aplausos de alegría, junto a lágrimas de emoción al escuchar temas que te transportan a otros tiempos. Fue algo increíble, tres horas que pasaron sin darse cuenta, fuegos de artificio, cariño en sus frases al público y sobre todo MÜSICA. Eso es lo que Paul McCartney nos dio. Tocó muchos temas tallados en la historia de la música, otros no sonaron, era imposible que pudiera dar cabida a todo. Pero sí, pudimos escuchar “Hey jude”.

Fara finalizar Jaime XX, nos puso con su electrónica camino a Roskilde 2016.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.