ENTREVISTA A JOSELE SANTIAGO DE LOS ENEMIGOS

Enemigos para rato

Aprovechando el paso de Los Enemigos por Madrid para presentar sus nuevas canciones, recogidas en el muy esperado y muy bien acogido “Vida Inteligente” (Alkilo Discos, 2014), asaltamos un momento a Josele para charlar un poco del pasado, bastante del presente y algo del futuro… Y aquí tienen lo que nos cuenta, resumido al fin y al cabo en una de sus primeras frases: “El rock´n´roll es un animal de sangre caliente”. Sigan leyendo:

DSC_0746_ENEMIGOS_SR

Bueno, lo primero de todo: ¿cómo están ustedes? Digo, de salud y esas cosas, después de los pequeños sustos de este último año…

   Muy bien, gracias. Por suerte y como bien dices, sólo han sido unos  pequeños sustos. Nada extraordinario, por otro lado, cuando uno pasa de los cincuenta…

…aunque afortunadamente Los Enemigos siempre han tenido muchos y buenos amigos para echar un cable, y eso ha permitido no tener que interrumpir las presentaciones del nuevo disco, “Vida inteligente”.

   Sí, claro. Para estos casos nosotros solemos proveernos en la huerta murciana y tanto Miguel Bañón, que sustituyó a Fino, cono Santiago Campillo, que hizo lo propio con Manolo, se lo han currado como grandes profesionales que son. Pero sobre todo les llamamos porque sabíamos que iban a echarle corazón al asunto. Ya puedes tocar como dios que si no es así no hay nada que hacer. El rock´n´roll es un animal de sangre caliente.

Ya hace casi un año desde que os vimos estrenarlo sobre un escenario, concretamente en el de El Sol para El Sótano de Radio3, ¿cómo han ido adaptándose las canciones al repertorio en directo? ¿Empezasteis tocando más temas y ha habido que quitar alguno – o más bien ha sido al revés, que poco a poco habéis ido probándolas y ellas solas han acabado quedándose?

   De confeccionar los repertorios siempre me he encargado yo. Se me da bien, al fin y al cabo soy el tío que las escribe. Es curioso pero nunca me cupo la menor duda al respecto: Las canciones nuevas encajan perfectamente con las más antiguas. Sólo es cuestión de comprender su dinámica, ser capaz de ponerse en el lugar del público y actuar en consecuencia.

a

Totalmente de acuerdo en que los nuevos temas se integran totalmente con los de siempre. Y con las ganas que había de nuevas composiciones enemigas, ¿qué tal las ido recibiendo el público? ¿Se las sabía toda la parroquia ya desde el principio, o le ha costado un poco al personal ir conociéndolas y aprendiéndoselas?

  Nuestro público, y esto sí que no me lo esperaba, las ha coreado como si fueran clásicos desde el primer día. Ha sido increíble.

Desde vuestro regreso empezasteis haciendo más festivales que bolos propios, pero imagino que la tendencia este año con la nueva criatura en vuestros brazos ha cambiado…

   Bueno, es lógico. Te llaman de un festival y vas. No es lo mismo que alquilar una sala y jugártela sin otro reclamo que tu vuelta a los escenarios. Con 14 canciones nuevas bajo el brazo el planteamiento cambia mucho y te puedes permitir correr según qué riesgos.

Y ahora por fin de vuelta en el Foro, para la presentación en casa a lo grande – y otra vez en La Riviera, que viene siendo ya el feudo enemigo por excelencia, al menos para las grandes ocasiones…

   Parece que es así. No es una sala amable en cuanto a sonido y demás, pero con el tiempo le hemos ido cogiendo el tranquillo y se ha convertido en nuestra casa. Además, al otro lado del río está mi barrio y eso ayuda a que le tenga un cariño especial.

Aunque aún quedan rincones patrios por recorrer, ¿hay algún plan para mover el disco más allá de nuestras fronteras o para tocar fuera de España?

   Personalmente echo mucho de menos tocar en la Andalucía occidental, que es la tierra de mis ancestros y que yo adoro. En cuanto al extranjero pues poca cosa, como siempre. El invierno pasado estuvimos tocando en Buenos Aires y no perdemos la esperanza de volver a hacerlo en México. Por desgracia está la cosa muy complicada y veo muy difícil que volvamos. Ojalá me equivoque porque es una parte del mundo que me fascina.

Y con mucha “Vida inteligente” aún por delante, seguramente sea pronto todavía para hablar de nuevas canciones…

Bueno, yo procuro estar siempre escribiendo canciones o al menos tomando notas y probando nuevas combinaciones de acordes. Otro tema es que me convenza lo que escribo. Generalmente no lo hace, así que hay que armarse de paciencia. En este oficio hay que descartar las prisas.

¿Cómo se va llevando compaginar vuestras carreras en solitario con el resto de proyectos?

  Cada uno lo lleva a su manera. Chema no para quieto y Fino se lo está tomando con más calma. Yo de vez en cuando me monto un acústico por ahí, ya sea en solitario o acompañado por Xarím Aresté o David Krahe. Dos guitarristas enormes, por cierto. Cada vez me siento más a gusto en esta faceta de dúo folk.

Dos verdaderos fenómenos desde luego, Xarím y David, con ambos te hemos visto y se nota que hay buena sintonía. Mirando hacia atrás, ¿los años de parada dejan cierta sensación de vacío, de que algo se ha escapado, o al contrario: era necesario y conveniente respirar, renovarse y aprender por otros caminos para poder seguir siendo vosotros mismos?

   Es que desde dentro no se percibe como una parada, primero porque ninguno hemos dejado de hacer música, y segundo porque cuando lo dejamos estábamos convencidos de que era para siempre. No esperábamos volver a juntarnos. Y menos aguantar más de tres años así. El concierto de Logroño, en el festival actual de 2012, iba a ser único. Pero mira, luego fueron saliéndonos más cosas, nos sentíamos a gusto y de repente nos estábamos comportando como un grupo vivo. Era el momento de sacar material nuevo y nos lanzamos de cabeza a ello. Hoy ya se puede hablar de una segunda era Enemiga.

DSC_0763_ENEMIGOS_SR

En fin: costó lo suyo, pero al final, tras muchos ruegos en vano, volvisteis. Y aquí lleváis ya cuatro años. Visto desde ahora, con la perspectiva que da este tiempo transcurrido, ¿por qué entonces? ¿Porque era el momento oportuno, por satisfacer a vuestros fieles seguidores, por daros gusto vosotros mismos? ¿Porque vuestro hueco seguía sin cubrir, como cantáis en “Cementerio de elefantes”? ¿O simplemente por la pasta, sin más, como los Sex Pistols?

  “Cementerio de Elefantes” es básicamente una coña sobre nosotros mismos, no me canso de decirlo. No hay ningún hueco que cubrir porque cada grupo que sale es un mundo en sí mismo y cuando se disuelve deja un hueco que no puede cubrir nadie. Es imposible. Funciona como con la gente que quieres. Cuando se van simplemente se acabó.

  Volviendo al tema de los motivos, si aceptamos la propuesta del Actual de Logroño en 2012 fue porque nos pagaban de puta madre. Es así de sencillo y nunca lo hemos ocultado. Para más información sobre lo que vino después, consultar la pregunta anterior.

Pues nada, esperamos que siga habiendo motivos, sean los que sean, para que sigamos teniendo Enemigos para rato – todo el rato que haga falta, que aquí tendréis siempre amigos para apoyaros y acompañaros. Salud – y por supuesto, ¡rock and roll!

Claro que sí, hombre. El motivo es lo de menos. Muchísimas gracias a vosotros y mucha salud para seguir rockeando lo que haga falta.

1 pensamiento sobre “ENTREVISTA A JOSELE SANTIAGO DE LOS ENEMIGOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.