MOTOWN Y STAX

Dos formas de hacer R&B

A continuación reproducimos el artículo que se publicó en la Revista Digital de Sep-Oct 2015 para aquell@s seguidor@s que no son asiduos a ella, aunque parezca mentira haberl@s hayl@s.

MOTOWN Y STAX

A principios de los 60 aparecieron dos sellos discográficos que cambiaron la forma de hacer música e impulsaron lo que ahora conocemos como Rythm and Blues. A ellos y su “rivalidad” debemos numerosos éxitos e intérpretes de la época dorada del Soul.
Berry Gordy Jr. creó en 1959 el sello Motown, antes de eso tuvo experiencia como boxeador, trabajador en la fábrica de escayolas de su padre y en líneas de montaje de Ford, hasta que finalmente montó una tienda de discos. Tras moverse por los ambientes del jazz de Detroit, se dio cuenta que ese tipo de música no iba a generar mucho dinero (todo un visionario), así que comenzó a componer música de otro estilo.

Comenzó escribiendo para Jackie Wilson (Reet Petite) al que conoció un día buscando discos en su tienda. Grabó y produjo otros temas con músicos y cantantes de Detroit utilizando discográficas ubicadas en New York o Chicago. En 1960 consiguió grabar un tema con su nuevo sello Motown llamado Money (That’s what I Want) que interpretó Barrett Strong y que popularizaron los Beatles unos años después en su disco With the Beatles.

Fue el pistoletazo de salida, más tarde aparecieron The Marvelettes con Please Mr. Postman o The Contours con Do you love me. Poco a poco se estaba forjando el estilo Motown, grupos de mujeres u hombres perfectamente vestidos, elegantes, con coreografías ensayadas y la música orientada a explotar el potencial comercial que tenía el rhythm and blues pero orientado al pop. La idea estaba clara, hacer singles de versiones originales de Motown que gustaran al público joven blanco. Esa fue la clave del éxito. Así que podemos decir que la Motown comenzó teniendo éxito en el mercado del R&B, y a pesar de tener más discos orientados a este tipo de música que al pop, poco a poco fue dirigiendo sus objetivos de una audiencia joven blanca a una de clase media blanca que frecuentaba los grandes clubs.

smokey-robinson-young-1aCopiando el estilo de trabajo del Brill Building (del que hablaré otro día), estableció equipos de trabajo encargados de la composición y producción de canciones. Gordy, William “Mickey” Stevenson y William “Smokey” Robinson comenzaron a producir y componer temas juntos y por separado para Mary Wells como My Guy, o Two Lovers. Esta forma de trabajo se repitió desde 1964-1967 con el trío Brian Holland, Lamont Dozier y Eddie Holland (el equipo H-D-H) que fue el responsable de los éxitos de The Supremes, The Four Tops y Martha and the Vandellas. En 1967 un desacuerdo con temas de royalties provocó que el equipo HDH dejara Motown que dio paso a Norman Whitfield que comenzó a producir a The Temptations.

Esta forma de trabajar, por un lado compositor y/o productor y por otro lado los intérpretes se continuó haciendo hasta finales de los 70. Salvo Smokey Robinson, hasta ese momento, a la mayoría de los artistas no se les permitía producirse sus discos, aunque en ocasiones fueran también autores de sus canciones. Aunque se les dejaba hacer sugerencias la palabra final era de los productores. En los 70 surgen dos excepciones, Marvin Gaye y Stevie Wonder, que consiguen romper con la forma de trabajar y consiguen ser autores y productores.

The funk BrothersYa tenían claro los temas, los intérpretes y los productores, solo quedaba ponerse a grabar. Eso se hacía en un estudio que había en dos casas adosadas en Detroit (Hitsville). Estaba siempre abierto y lleno de gente ya que había gran cantidad de artistas y productores. Tenían su propio grupo formado por músicos de estudio, que ayudaban en los arreglos a los productores (algunas veces son los responsables de prácticamente toda la canción), casi todos ellos con años de experiencia en jazz. Entre los más destacados estaban Earl Van Dyke al piano, Bennie Benjamin a la batería y James Jamerson al bajo (The Funk Brothers).

Pasaron muchos músicos y muy buenos, pero Gordy siempre supervisaba una vez a la semana a modo de control de calidad, el sonido. Se hacía un test final sobre cada canción, todos los miembros del equipo Motown votaban entonces la famosa pregunta que formulaba Gordy, ¿Si tuvieses un dólar, que comprarías antes, este disco o un sándwich? Obviamente solo salían al mercado los discos que sobrevivían al sándwich. Así que si se habla de un sonido Motown, es debido al hincapié y el tiempo que se tomaba un equipo entero de profesionales en hacer las cosas bien, en base a un ideal de como tenía que sonar su música.

Ya tenemos la canción en el mercado, ahora hay que defenderla en directo y en los medios de comunicación, sobre todo la televisión. Llega ahora el trabajo de imagen. Gordy, conocedor de que la mayoría de sus artistas venían de las clases bajas de Detroit, se empeñaba en que sus artistas aprendieran modales. Se les daba clases de comportamiento en sociedad, eventos, ruedas de prensa, situaciones especiales…especialmente sabiendo que serían famosos y se codearían con la clase media-alta y blanca de Estados Unidos, la encargada durante muchos años fue Maxine Powell (La institutriz del Soul).

Y luego tenemos la parte de la coreografía. Gordy quería que se cantara y bailara a la vez, pero los movimientos tenían que ser refinados y graciosos, no vulgares. Se quería proyectar una imagen de clase y sofisticación. Así que se contrató al coreógrafo de Broadway Cholly Atkins que trabajaba horas y horas con cada grupo. No es de extrañar que por todo eso la Motown fuese conocida entre los artistas como La Escuela del Encanto.

Si os gusta la Motown, os recomiendo ver el documental Standing in the Shadows of Motown. Otra visión de la música y los éxitos, más allá del compositor y el intérprete. Cuando los músicos de estudio no aparecen en los créditos pero intervienen y mucho.

Y como la vida es Ying y Yang, El lado oscuro y la fuerza, los Beatles y los Rolling, tenía que aparecer la alternativa a la Motown, léase Atlantic / Stax.
Evidentemente Motown no era la única discográfica que mezclaba el rythm and blues con el pop. Atlantic Records, con base en New York, ya había probado la fórmula con grupos como The Drifters, The Coasters o Ben E. King. Pero pronto empezaron a desarrollar un nuevo estilo basado en el pop negro que más tarde se denominó Southern Soul. Jerry Wexler fue el responsable de muchos de los éxitos cosechados por los grupos mencionados, pero poco a poco fue dando paso a creaciones musicales donde la expresión, el sentimiento y la emoción cobraban protagonismo, algo parecido a lo que ocurría en las iglesias donde acudían negros. La influencia del góspel fue crucial. A menudo por esa época, grandes discográficas ofertaban licencias de grabación a discográficas menores, para que editaran discos con su propia firma o la de la discográfica subsidiaria.

Algo así les pasó a Jim Stewart y su hermana Estelle Axton, fundadores del sello Stax en 1960 en Memphis. Los de Atlantic (en concreto Jerry Wexler) se fijaron en este pequeño sello discográfico al obtener un gran éxito con un tema llamado “Cause I Love you” interpretado por Carla and Rufus Thomas.

Booker T. Jones (57)A este le acompañaron otros como “Last Night” de Mar-Keys o “Green Onions” de Booker T.  and the MG’s (por aquí ya estaba el bueno de Steve Crooper enredando). Como lo de ceder derechos le iba bien a las dos compañías la cosa tiro para adelante. Stax era mucho más pequeña que Motown, pero también tenían una banda de músicos de sesión, que grababan, arreglaban y componían. El grupo no era otro que Booker T. a los teclados, Steve Crooper a la guitarra y Donald “Duck” Dunn al bajo y Al Jackson Jr. a la batería, por citar a los más conocidos.

Estos músicos fueron responsables de los éxitos de artistas como Ottis Reading, Wilson Pickett o Sam and Dave (esto se escribe así de fácil en un línea pero son palabras mayores). La diferencia a la hora de trabajar era que en este caso los músicos estaban mucho más relacionados con los artistas y eran coproductores y coautores de los temas y las sesiones de grabación se hacían conjuntamente y los artistas tenían más complicidad y oportunidades para decidir cuestiones de sus canciones, de tal forma que muchas veces esta sesiones servían de inspiración para hacer nuevos temas que surgían de manera espontánea.

Animals Steve Cropper 09 copyAparte de la banda de Booker T. es necesario mencionar a Isaac Hayes (que conoció la fama mundial por su oscar con el tema Shaft) y David Porter. Ambos junto a los músicos de la casa, fueron los responsables de numerosos éxitos del sello discográfico, como por ejemplo Soul Man y también tuvieron buena parte de crear el sonido Stax, algo más crudo que el sonido Motown. El denominado Sonido Stax ha sido asociado con el Southern Soul ya que muchos de los temas se grabaron en Memphis bien en Stax o en los estudios Muscle Shoals. Incluso si no se grababan los temas en Stax, los artista  imitaban el estilo y el sonido de los éxitos de Reading, Pickett o Sam and Dave.

El propio Wilson Pickett grabó muchos de sus éxitos en Muscle Shoals, pero quizás el mejor de sus temas, In the midnight hour, se grabó en Stax y sin duda alguna en su composición se nota menos encorsetamiento y más libertad creativa que en otro éxitos de la época como pudieran ser Baby Love de The Supremes.

Hay un largo debate sobre quien sonaba más “negro” si Motown o Stax, muchos zanjan la discusión diciendo que sin duda alguna James Brown. De todas formas ¿Qué hace que la música tenga un sonido blanco o negro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.