MACKLEMORE & RYAN LEWIS

Mucha coreografía y poca música

Con notables excepciones, el fenómeno de gran popularidad de las estrellas del hip-hop norteamericanas nos suele sonar muy extraño a los españolitos. Si encima el protagonista, Ben Haggerty, es decir, Macklemore, es de raza blanca, posiblemente el único nombre con el que comparar que nos venga a la cabeza sea el de Eminem. Con estos condicionantes locales, que el dúo acostumbrado a encabezar festivales de ambos lados del Atlántico, recalara en el Barclaycard Center de Madrid resultaba algo excepcional (su anterior visita a España se produjo en el pasado festival Crüilla 2014). Vale que se trató en la configuración The Ring, pero cerca de cuatro mil personas, en su mayoría jóvenes, se reunieron para ver la gira de su segundo disco como dúo, ‘This Unruly Mess I’ve Made’.

Macklemore & Ryan Lewis (165)Con un escenario muy apañado (en forma de W la parte delantera y con escaleras para bajar cerca de sus fans de primeras filas), lo primero que llamó la atención fue lo coreografiada que estuvo la actuación. Incluso los “músicos” de la sección de cuerda parecían más bailarines reconvertidos que otra cosa. Es decir, vimos el show de una diva…pero de género masculino. MACKLEMORE lleva todo el peso de la actuación, moviéndose sin parar, mientras que su colega, el productor RYAN LEWIS se mantuvo siempre en segundo plano, tocando alguna que otra percusión y apretando el botón del play en cada tema. Quizás fuera lo menos agradable, el comprobar que todas las bases estaban básicamente pregrabadas sin más.

Macklemore & Ryan Lewis (98)En lo musical, el repaso generoso a su último trabajo, salpimentonado con los cinco singles de su anterior y exitoso trabajo, ‘The Heist’, nos mostró que si bien tiene cuatro o cinco canciones notables, que aguantan el tipo a la perfección, se nos escapa el motivo del éxito del muchacho de Seattle. Supo mantener la atención del público, que debía tener un buen nivel de inglés para seguir sus comentarios entre tema y tema, y les hizo partícipes de sus juegos, desde el dibujo que realizó en “Buckshot” y que entregó a las primeras filas al lanzamiento de una galleta en “Let’s Eat”, que llegó hasta la mesa de sonido.

Banderas arcoíris en “Some Love”, bonitos paisajes en “St. Ides” y la aparición del gran Leon Bridges en pantalla durante “Kevin” fueron otros de los mejores momento de un concierto que se acabó haciendo largo (superó los cien minutos con apenas dieciocho temas) y que quizás refrendó que estamos ante una estrella de segundo nivel para los gustos hispanos. De cualquier modo es de agradecer que el promotor (en este caso Livenation) se arriesgara a traerles por aquí y nos permitiera vivirlo en primera persona y no recurrir a los manidos videos de Youtube para valorar su propuesta. En Julio tocarán en Roskilde y me atrevo a vaticinar que allí el público nórdico les va a tratar como las estrellas emergentes del estilo que sus ventas y popularidad en USA parecen indicar. Spain is different.

Setlist: Light Tunnels/Brad Pitt’s Cousin/Buckshot/Thrift Shop/The Shades/Arrows/Wing$/Same Love/Growing Up/White Privilege II/Kevin/St. Ides/Let’s Eat/White Walls/Can’t Hold Us// (bis 1) And We Danced/Dance Off// (bis 2) Downtown

Podéis ver las fotografías del concierto en este video de nuestro canal Youtube:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.