Y&T TOUR 2016

Militantes del Hard Rock

yt_2016_05-copyA nadie con curiosidad por la música se le escapa que hubo un tiempo, allá por los ochenta, en que el Hard Rock y el Heavy Metal lo petaban. Era música de rebeldes, de gente que hacía comunidad en parques y conciertos, de melenas desafiantes, guitarreos imposibles y solos eternos. También era música festiva, alegre, llena de letras dedicadas al vivir bien, de manera placentera. Poco a poco de aquella época quedan menos bandas y menos gente. A veces, alguna de aquellas bandas que ha logrado saltar las barreras de su público mezcla en sus shows espectadores fieles al estilo, curiosos y botarates deseosos de llevarse un video de la única canción que conocen.

No es el caso de Y&T. ir a un concierto de Meniketti y los suyos es encontrarse en pleno núcleo duro. Aquí todo el mundo sabe a lo que viene y no hay moñas haciendo el paripé. Puede que no todos llevemos melenas, pero hemos disfrutado con las visitas del grupo en los últimos años y sabemos que son un valor seguro. A pesar de un horario que se presentaba infantil (empezar a las 20.30 no sonaba bien). A pesar de no llenar la sala (casi, casi, por otro lado). Porque cuando se oyeron los acordes y la voz de “On With The Show” se percibió que podía ser una gran noche.

yt_2016_02-copyHay conciertos que anticipan un buen show: si una banda tiene buenos temas, una formación conectada, ganas de agradar y se ve bien rodeada, poco puede salir mal.

Esa fue la historia: desde “Lipstick and Leather” hasta la gloriosa “Believe in You” hay una colección impresionante de temas de todas las épocas, sea “Mean Streak”, “Midnight in Tokio” o “Take You to the Limit”. La cosa da para ejercicios de virtuosismo, solo de batería incluido, incluso para mostrar el excelente estado de voz del californiano, cantando micrófono en mano una emocionante “Winds of Change”. Cada tema lo afrontan como si fuera el primero del espectáculo; cada tema termina como el final, a degüello.

yt_2016_07-copyAdemás. La banda tiene rodaje suficiente como para conocerse de sobra, hacerse guiños a lo largo del show y disfrutar (o aparentar que lo hace, que viene a dar lo mismo), sonreír, agradecer y motivar al respetable, tarea en la que John Nymann cumple una labor importantísima (qué buen rollo da este tipo), a pesar de las muestras de cansancio que en alguna ocasión dio el frontman (tenemos una edad, o dos).

Por parte de la gente, entrega absoluta, “oeoeoeoe” en varias ocasiones y momento apoteósico tras las dos horas, en el bis, con “Open fire” y la eterna “Forever”, cierre majestuoso para un grupo que, a pesar de los años, es garantía absoluta de calidad y diversión en un escenario. Ya quisieran muchos.

Set list: On with the Show / Lipstick and leather / Don’t Stop Running / Dirty girl / Mean Streak / Down and dirty / Don’t bring me down / Winds of Change (por petición) / I’ll Keep on Believin’ (Do You Know) / Blind Patriot / Black tiger / Midnight in Tokyo / Take me to the limit / Hang ’em High / I believe in you / Contagious / Summertime girls / Rescue me / I’m coming home / (bises) Open fire / Forever (con From the moon)

Podéis ver las fotografías del concierto en el siguiente video de nuestro canal Youtube:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.