DEKE DICKERSON & SEX PHONICS

A pasarlo bien!

Otra visita de Deke Dickerson por nuestro país. Esta vez se vino solo y se buscó una banda de acompañamiento, pero no la típica banda para salir del paso y de perfil bajo, esta vez se hizo con Fernando Pardo al bajo, Marta Ruíz con los teclados, Loza a la batería y Juan Diego Sanchís a la guitarra, es decir, gente de los Coronas, Sex Museum, Corizonas y A-phonics. Un lujazo de banda y todos a disfrutar en cada bolo. El concierto, como la banda, fue un mix musical de alto nivel.

Lo que se escuchó esa noche fue a un Deke muy rockero, con mucho hillbilly, western y especialmente surf y garaje. Parece mentira, pero este hombre es capaz de saltar de un estilo a otro y hacerlo todo tan natural, que no resulta extraño ni forzado. Y con el público ocurre otro tanto, que se junta gente de todo pelaje y todos tan contentos.

deke_dickerson_07Cantante y guitarrista (es un fanático de las guitarras) entiende que el rock es la música de los USA en el siglo XX y  se atreve con versiones de todo tipo. En realidad, todo esto responde a lo que es él, un cantante-guitarrista extremadamente inquieto con todas las facetas musicales que se le presentan o que le apetecen. Esta versatilidad le ha hecho famoso y le ha abierto las puertas de festivales, guitarras, músicos y, cómo no, del público. Sus colaboraciones estos años han sido muchas con todo tipo de músicos, de todos aprende y a todos aporta.

A ritmo de “Mistery train” como introducción aparecieron todos los músicos sobre el escenario con sombrero vaquero, y en seguida se pusieron con “Go go Ferrari” todos a sudar como pollos. Por cierto que hablando de pollos, más adelante se Deke marcó un “Run chicken, run” de Link Wray que puso a todo el personal frenético. Durante la actuación Deke se bajó a cantar unas cuantas veces entre el público y se dejó llevar por la afición. Las bromas de los músicos fueron muchas, se les notaba bien contentos.

deke_dickerson_04Hubo sitio para muchos temas añejos y con sabor del garaje de los 60-70, hasta los Dictators con “I live for cars and girls”. Fue un concierto muy variado y divertido, que incluso ofreció la oportunidad a Loza de dejar atrás la batería y golpear con ritmo su cuerpo en “Dance Loza Danze”. Después le tocó el protagonismo a la cerveza en “Pabst Blue Ribbon” aprovechando la ocasión para mojar a unos cuantos. Terminaron a todo trapo con “Wooly Bully” de Sam the Sham.

Después, ya no se podía subir mucho más, y Deke entonó una balada Elvis, se volvió a bajar del escenario y arrancó “Surfin bird” de los Trashmen. Uff, contra ese nivel de espasmos colectivos no se puede hacer otra cosa que dejarse llevar. En realidad, la última canción fue una especie de versión de “Gloria” de los Them, mientras nos contaba las locas andanzas antes de un concierto de Loza, el baterista, todo ello traducido puntualmente por Fernando.

Podéis ver las fotografías del concierto en el siguiente video de nuestro canal Youtube:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.