POPA CHUBBY – The catfish

Vuelve más fuerte que nunca el Rey del NY blues

Según sus propias palabras, Popa Chubby (Ted Horowitz) quería con este disco ser “Más grande, más malo, más viejo, más sabio, más fuerte, más fuerte”. Lo ha conseguido sin duda alguna.

Popa, auto catalogado el rey del New York City Blues, como buen pez gato, barre los fondos, es capaz de pegarse a las paredes de cristal, y regula el hábitat a base de comer de todo lo que ningún otro pez quiere.

En su recorrido por los bajos fondos de la ciudad ha sabido absorber todo lo que la gran manzana ha asimilado durante tantos años. Desde el shuffle blues de Going Downton see my old gal sue, hasta los coqueteos con el jazz en Good thing, pasando por una versión reggea blues del Bye Bye love el inicio del disco es una amalgama de ritmos.

También hay blues clásicos, como Cry Till it’s a dull ache, Blues for Charlie o Wes is more, cada uno en su estilo.

Una curiosidad, Motorhead saved my life, todo un homenaje a Lemmy, que según Popa, dio una identidad y significado a su vida. Así que ya sabéis, no solo de blues vive Popa.

Luciéndose en los solos y con gran voz en la trepidante Dirty Diesel genialmente acompañada al piano por David Keyes, o con un poquito de rythm and blues en Slow down sugar, cantada con voz muy profunda y con unos coros y trompeta con sordina que le dan un ambiente muy “cool” o en Put a grown man to shame, nos demuestra que domina también estos estilos musicales.

Cierra con dos temas, The catfish, muy al estilo de Popa y un blues más clásico y arrastrado C’mon in my Kitchen, con slide y guitarra con sonido como las de la época de Mr. Robert Johnson, bueno, no tan cascada, pero es una clara alusión a ese estilo de blues clásico.

Una curiosa mezcla entre el estilo de Popa Chubby y gran cantidad de estilos de blues fusionados con frescura y coherencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.