AQUELARRE – Tempo

Power metal machacón

Desde Vigo nos llega este, el primer álbum de Aquelarre -que se estrenaron con un EP un par de años atrás-, que consiste en una decena de temas (más una intro y una outtro) de power metal un tanto atípicos: a simple vista, el toque personal de esta banda muestra una carga muy ligera de teclados (a aquel que no los soporte no se le harán pesados, pues) y una presencia abrumadora de la batería, con líneas rápidas y trepidantes, y una contundencia que se sobrepone al resto de la banda.
Banda que, por cierto, brilla en general a bien nivel: a los modestos (en protagonismo) teclados de Ramón Viqueira, más dedicados a rellenar que otra cosa, y la enérgica batería de Wevas Castro, se suman el sólido bajo de Moncho Rodríguez, las buenas guitarras de Cristóbal Otero y Viyu Rosende, y la muy buena voz de Icko Viqueira, que quizá es lo más destacable de este invento junto a la batería: Viqueira tiene una voz aguda y clara (no sé cómo le va a ir en directo cantando dos horas así), que llega muy arriba con facilidad.
Los temas a veces pecan de demasiado rápidos, pero en general están bien, con solos muy del rollo power, como el de Roto o el de Respirar, y nada, letras épicas, ritmos cabalgadores et tout ça. Está bien que las guitarras no tengan ese sonido tan ‘lleno’ como acostumbran a sonar los guitarristas del power escandinavo, imprimiendo un toque heavy más estándar a la banda (ayudado por lo comedido de los teclados, claro, si no esto sería un desastre). Además , algunos temas son francamente buenos, como Arcilla y mármol, El mismo pecado (con José Andrëa y José Rubio de Uroboros), Esclavo del ayer y Ojos de niebla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.