CRÓNICA CONCIERTO DE MOMO: TRIBUTO A QUEEN

Espectacular Tributo a Queen de la mano de Momo

Momo Cortés, al frente de esta banda Tributo a Queen que se encuentra actualmente girando por toda España, nos citó en esta ocasión a las 21.30 en la Sala Anubis de Pinto el viernes 26 de Mayo. Tras la apertura de puertas puntual una no muy extensa fila de 30 personas comenzamos a entrar.

Eran poco más de las 22:15 cuando seguíamos deseando que empezase el concierto liderado por Momo, quien no era la primera vez que debutaba en tierras pinteñas pues ya nos había presentado su espectacular show con despliegue de escenografía y caracterización incluida, en agosto del pasado año durante las fiestas patronales.

Las primeras cervezas ya habían comenzado a rondar por la sala mientras nos amenizaron con un ya conocido repertorio de canciones rockeras y sus videoclips reproducidos en los cuatro televisores dispuestos en el local. Y he de decir que: ¡menos mal! Porque el concierto comenzó a las 22:30. Una hora esperando bien se merecía un buen entretenimiento para nuestros oídos… ¡que menos!

Las últimas canciones que veíamos por los monitores eran de Queen a modo de preludio, lo que nos indicaba a todos el inicio inminente del evento (desconozco el motivo de tanto retraso aunque es irrefutable que se notaba un pequeño revuelo entre backliners y técnicos), por lo que se iba palpando en el ambiente cierto nerviosismo y por fin, comenzó el show.

Esta vez en un escenario más reducido pero con la energía imparable de Momo y la banda, que abrieron con un sprint sin hacer ninguna parada entre temas entre los que destacó Innuendo, para continuar minutos más tarde con Spread the wings y uno de los momentos que silenció toda la sala, Love of my life, interpretada por el  propio cantante al piano. Al finalizar la ovación rompió dicho silencio y continuó la fiesta con canciones como A kind of magic, Somebody to love, o Don’t stop me know.

Pero donde indudablemente todos estallamos al unísono fue con la mítica I want to break free a la cual siguió un mix de canciones que si bien no se relacionan con el homenajeado, animaron más al público a cantar, como Simply the best  de Tina Turner, Billy Jean de Michael Jackson, With or without you de U2, o el archiconocido Livin’ on a prayer de Bon Jovi.

El toque de humor y cercanía ocurría cuando Momo bajó del escenario a interaccionar con los asistentes de la primera fila, sin embargo fue en una segunda ocasión cuando se tomó la libertad de pasearse entre el público y dirigirse hasta la barra (de paso pedirse una cerveza, todo sea dicho). Sin duda, el feeling con los que estábamos allí aumentó cuando nos animó a darle la réplica con coros en el tema Another one bites the dust, entre otras.

Cabe mencionar el breve descanso que se tomó Momo para pasarle el testigo a mitad de la noche al mix instrumental que se marcaron sus compañeros: Manolo Gil a las teclas, Oscar del Ramo a la batería, Batiste Bosch a la guitarra y Diego Miranda al bajo.

El punto álgido de la noche se lo llevó I want it all, seguido de We will rock you y We are the champions que cerraban la noche, dejándonos así con ganas de más mientras los músicos se marchaban al backstage.

Fue un gran placer ver como el cantante se ponía frente al piano de nuevo para oírle tocar tan bien como lo hacía el mismísimo Queen, pues las primeras notas de Bohemian rhapsody nos hicieron enmudecer arrancando unos eufóricos aplausos y silbidos al final del tema, que fue el tema BIS con el que se despidieron aquella noche de un modo brillante.

Casi dos horas de puro QUEEN al más estilo MOMO.

¡Gracias a la banda, y mi enhorabuena!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.