SARATOGA EN LA RIVIERA

25 años de historia

El recinto estaba lleno para las 9 de la noche, hora en la que daba inicio el concierto. Me llamó la atención los importantes huecos que había en la pista. Hace 10 años, cuándo se llenaba la sala, tenías que ver al grupo pegadito a la pared del fondo. O son las nuevas medidas de seguridad o no fue un verdadero SOLD OUT. Se podía caminar muy alegremente por el exterior del perímetro.

Bueno, el caso es que nos acreditaron para cubrir el concierto y allí que fuimos, un servidor (Iñaki Latasa) y @KirstheNPhoto ya que la ocasión era especial y nadie quería perdérsela porque la banda celebraba su 25 aniversario. Cuándo comenzó a sonar una de las composiciones de Vivaldi de repente se hizo el silencio y Dani, Niko, Jero y Tete subieron al escenario. En ese momento comenzó una gran noche de puro heavy metal.
“Con mano izquierda” fue la encargada de dar por empezado el espectáculo. Como el propio Tete advirtió, iban a tocar íntegramente el álbum ‘Agotarás’. En efecto, tocaron los 13 temas de este disco en riguroso orden. La ocasión lo merecía y es que, además de ser el 25 aniversario de Saratoga, también se cumplían 15 años del lanzamiento de este disco.
El público coreaba cada una de las canciones, y se volvió loco con himnos como “Tras las rejas”, “A morir” o la mítica balada “Parte de mí”, que fue acompañada por las luces de los móviles. Tete no dejaba de moverse de un lado al otro ni de animar, además de aprovechar para hablar con el público entre tema y tema. Por ejemplo, condenó el maltrato animal antes de tocar “El gran cazador” y también la actitud de los asesinos de niños, en homenaje al pequeño Gabriel para dar paso a “Mercenario”.
Tras finiquitar ‘Agotarás’ fue el momento del solo de batería con una calidad técnica brutal. En medio del “solo” reapareció Tete y animó a que todos cantaran al ritmo del batería y siguiendo sus indicaciones. Después del momento de interacción con el público, Saratoga volvió a la carga con la que fue la primera canción del grupo, “Grita”. Para alegría de los presentes, la siguiente canción fue uno de los himnos del grupo, y la gente se dejó la garganta con cada estrofa de “Perro traidor”, tema al que acompañó una lluvia de confeti. Llegó entonces el turno de otro clásico y Tete lo recordó aludiendo a cuando cayó en sus manos el disco “Vientos de guerra”.
El final estaba cerca, pero no se fueron sin deleitarnos antes con “Maldito corazón” o la pegadiza “El vuelo del halcón”, a la que Tete recuerda siempre con gran cariño.

Niko fue el siguiente en demostrar su virtuosismo a las cuatro cuerdas, haciendo gala de su dominio del bajo. Acabado el “solo”, llegó el turno de otro cañonazo en directo, “No sufriré jamás por ti”, coreado por todo el mundo mientras, público y banda, se divertían golpeando los globos gigantes que volaban por la Riviera. Saratoga abandonó el escenario para regresar poco después y, tras los agradecimientos pertinentes, tocaron la última canción de la noche: “Como el viento”.

En definitiva, dos horas y 15 minutos de puro heavy metal y un muy buen sonido. Por cierto, pudimos ver por la sala a miembros de los desaparecidos OKER y a Jose Carlos Molina de los ÑU quién iba, con cara de pocos amigos, pero muy bien acompañado.

Esperamos que sigan otros 25 años y que lo podamos ver. Bueno, quizás ya nos pillará algo mayores la verdad…

 

1 pensamiento sobre “SARATOGA EN LA RIVIERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.