MADRID ES HARDCORE

Iñaki Latasa

Foto Iñaki Latasa

No nos habíamos recuperado de la descarga de SICK OF IT ALL junto a GOOD RIDDANCE en la sala MON de Madrid cuando, unos dias después, nos pasamos por el Wizink Center a ver el festival PUNK IN DRUBLIC capitaneado por NOFX, BAD RELIGION y LAGWAGON.

Sick of it All, una de las bandas más longevas de la escena hardcore neoyorquina, totalmente incombustibles, ya que todos los años hacen gira europea. En este caso venían presentando su enérgico nuevo álbum ‘Wake the Sleeping Dragon!’. 

El primer plato de la tarde, los californianos Good Riddance, una banda mucho más difícil de ver que sólo había pisado la Península una vez en 2016 desde su reunión en 2012. Una banda que mezcla el skate punk con el hardcore, y que incorporan a su música mucha melodía. 50 minutos de actuación en los que apenas daban un respiro entre canción y canción.  21 temas en total tocaron entre los que destacan los hits ‘Last Believer’ o ‘Dry Season’, con los que toda la sala disfrutó coreando sus melodías.

Después de Good Riddance, llegó el segundo plato, los neoyorquinos Sick of it All. Con la sala rozando el sold out a pesar de ser lunes, a eso de las 10 de la noche saltaron al escenario con los primeros acordes de Take the night off. La sala disfrutó al máximo los temas de la banda, con un público tan entregado como la banda. Tienen una formación muy sólida, en la que sus cuatro miembros llevan unidos más de 25 años de giras ininterrumpidas, convirtiéndolos en los reyes del Hardcore. Una hora de concierto y todo el mundo contento, tal descarga brutal, sin paliativos, fue lo contrario que ocurrió con el concierto de los NOFX… 

PUNK IN DRUBLIC FESTIVAL

Empezaremos ya hablando de los platos fuertes, como es el caso de los Lagwagon. Joey Cape estuvo algo justito de voz y sin ser tan desastroso como dicen que fue su paso por el último Tsunami, apenas salvaron los muebles gracias a sus clásicos infalibles (‘Violins’, ‘Alien 8’, ‘Making Friends’, ‘May 16th’). Un concierto muy corto y bastante justito, poco motivados les vimos.

Bad Religion

Pueden pasar los años y es que por increíble que parezca, cada vez que volvemos a encontrarnos con los californianos suenan todavía mejor. Solo unos maestros como ellos son capaces de arrancarse con un tema tan poco habitual como ‘Them And Us’ y que ya caigamos rendidos a sus pies. Si a eso le siguen himnos absolutos del hardcore melódico como ‘Generator’, ’21st Century Digital Boy’, ‘I Want To Conquer The World’, ‘Suffer’, ‘Los Angeles Is Burning’, ‘American Jesus’, ‘Sorrow’ o ‘Punk Rock Song’. Fueron, claramente, los triunfadores de la velada.

NOFX

Empezaron su concierto hablando y sin ganas, y con sus típicas bromas fueron aniquilando el ritmo de un repertorio que por momentos se pudo llegar a disfrutar (‘Dinosaurs Will Die’, ‘Linoleum’, ‘Leave It Alone’, ‘Perfect Goverment’, ‘Bob’, ‘The Separation Of Church & Skate’, ‘Kill Al The White Man’ y su versión del ‘Radio’ de Rancid). Y es una verdadera lástima porque cuando se ponen a tocar demuestran ser mejores de lo que parecen. La última media hora se hizo inaguantable la gente se quedó sin minis que lanzar al escenario.  El festival acabó con el público insultando a la banda que tocó 60 minutos justitos. Una pena, la verdad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.