RUEDA DE PRENSA Y PRESENTACIÓN DE “THE PINK FLOYD EXHIBITION”

Impresiones de Nick Mason y resumen de la exposición

Redacción y fotografías: Chema Pérez

09-05-2019 (Pabellón 5.1 IFEMA – Madrid)

RUEDA DE PRENSA

Un día antes de la apertura oficial para el público, se presentó a los medios la exposición The Pink Floyd Exhibition: Their Mortal Remains.

Al evento acudió Nick Mason, batería de Pink Floyd y Aubrey Powell, comisario de la misma y responsable de Hipgnosis, que no es otra que la empresa que diseñó muchas de las carátulas del grupo. España es el cuarto país que va a poder disfrutar de este evento que durará desde el 10 de mayo al 15 de septiembre.

Entradas a la venta en www.pinkfloydexhibition.es

Con un poco de retraso, que esto no es Inglaterra, que quede bien claro, salieron al espacio configurado para la rueda de prensa Nick, Aubrey y el responsable de Sold Out, que es la empresa que organiza en Madrid la exhibición.

Dejaron patente que este evento está pensado para amantes del rock en general y de Pink Floyd en particular. Y que se concibió como una experiencia musical y visual.

Tras empezar en Londres ahora toca Madrid, y Aubrey Powell quiso dejar claro que todo esto es posible gracias a Nick, que aparte de asesorar, se le puede considerar el archivo vivo de la banda, ya que gracias a la cantidad de material que fue guardando ahora podemos disfrutar todos de ello.

Por su parte, Nick quiso quitarse importancia y resaltó el gran trabajo de equipo que ha sido necesario para lograr esto, ya que Pink Floyd es su historia y mucho más, la parte audiovisual, los creadores de muñecos inflables, los responsables de toda la parafernalia que rodea sus conciertos, etc. De todos los objetos de la exhibición, se queda con la mesa de mezclas con la que se grabó Dark Side of the Moon, la cual se puede manipular quitando y poniendo líneas de instrumentos y así hacerte tu versión de Money a tu gusto.

Para Aubrey Powell, lo que más le gusta es el sonido que acompaña toda la exposición, y sobre todo la del final, donde se pueden ver el video Arnold Layne y el último en el Live 8, el inicio y el fin de Pink Floyd, lo cual es emotivo y hace que todo el mundo salga con un buen recuerdo.

Tras esta introducción comenzó el turno de preguntas que os resumimos a continuación:

  • A la pregunta de si tiene pensado tocar con su nuevo grupo Saucerful of Secrets en Madrid, contestó que le gustaría, que intentará convencer a su representante. Y a continuación, a las felicitaciones por haber recibido recientemente la distinción de Comandante de la Orden del Imperio Británico, por sus cincuenta años dedicados a la música, dijo que estaba muy orgulloso y que era la única medalla que tenía personal, sin pertenecer al grupo.
  • Powell añadió que el hecho de tener confianza con los miembros de la banda y sobre todo con Nick, le hizo lanzarse en 2013 a montar todo esto, ya que había mucho material y quería mostrarlo a todo el mundo y hacerlo bien.
  • Más tarde se preguntó sobre como había reflejado la evolución del grupo en sus montajes en directo, cosa que siempre han cuidado mucho y sobre la que han innovado continuamente. Nick comentó que siempre pensaban en ensalzar la música con imágenes. Al principio por falta de presupuesto, innovaban con aceites y colores, pero gracias al éxito de The Dark Side, podían contar con más dinero para el montaje audiovisual. Así que empezaron a poner pantallas y vídeos, que aunque quitaba el foco de atención de la banda, les parecía lo correcto. Enganchar en un estadio a 70000 personas es muy difícil, y como a base de pantallas tampoco era posible, ya que siempre las últimas filas están más dispersas comiendo, jugando, etc. Se les ocurrió introducir los muñecos inflables. Powell añadió que Pink Floyd es un exponente del Teatro Electrónico y que The Wall es la culminación.
  • Luego se le preguntó sobre si lo de formar la nueva banda fue a raíz de liarse a organizar la exposición, y dijo que si, que trabajar en ello le hizo sentirse como un monumento nacional más que como una estrella del pop y que entonces decidió volver a tocar la batería.
  • Sobre si llegará a las nuevas generaciones o que quieren transmitirles, consideran importante que es una oportunidad para que futuros músicos o personas que van a acabar trabajando en este mundo, puedan ver lo que hicieron, como se hacían las cosas en los setenta, se puede tomar como parte de la historia de la música y las artes visuales. Las fotos, los diseños, eran auténticos, sin trucos de ordenador. Si querías una foto de las pirámides de noche había que ir allí y hacerla.
  • Se le preguntó a Powell como fue posible convencer a todos para hacerlo, y dijo que estuvo en el momento adecuado y en el sitio apropiado. Les comentó a Waters y Gilmour lo de la exhibición y como estaban liados con sus giras y discos, no le prestaron mucha atención. Cuando les presentó el proyecto final en toda su inmensidad, no pudieron negarse.

  • Madrid ha sido la ciudad elegida porque el espacio en el que se expone es uno de los que más les ha gustado de los que han visto, incluso mejor que el de Londres. Sus dimensiones y espacios libres de columnas les ha permitido adaptar todo a su gusto. Aparte España es el quinto país de Europa en escuchas de Pink Floyd según fuentes de Spotify.
  • No tienen pensado por ahora hacer un documental de la exposición, todavía están aprendiendo.

Y tras estas preguntas pudimos pasar a disfrutar de la exhibición.

A partir de ahora hay “spoilers”, así que si quieres sorprenderte por ti mismo, deja de leer y ver fotos.

THE PINK FLOYD EXHIBITION

Es necesario e imprescindible ver toda ella con los cascos que te dejan a la entrada, ya que hay multitud de vídeos con música y documentales de unos cinco minutos de duración que son fundamentales para disfrutarla en su plenitud. Así que mi recomendación es ir con tiempo y con ganas de leer todas las placas informativas y ver todos los vídeos. Un par de horas si que se pueden emplear tranquilamente.

A la entrada nos recibe un gran espacio con el pulso verde de The Dark side en las paredes y el muñeco inflable del padre de The Wall, así como la nevera abierta de la que salen los gusanos. Estos hinchables se usaron para la gira en USA, como más tarde explican en un vídeo.

Todo está en orden cronológico, en función de los discos grabados. Tras un pasillo con los primeros carteles de conciertos, y un vídeo con grabaciones de sus primeros directos, se entra a una sala grande donde hay una pared dedicada a Syd Barret. Luego unas vitrinas con detalles de cada disco. Instrumentos, fotos, contratos, cartas personales, etc. Se van alternando con vídeos y entrevistas a los miembros del grupo y los responsables de la parte visual (la animación de Time por ejemplo).

Baquetas, teclados, pedales, etc. se puede apreciar perfectamente como eran en los inicios, como grababa el grupo, que material utilizaban y su evolución en el tiempo. A destacar las monedas utilizadas para grabar el inicio de Money, la letra manuscrita de Have a Cigar, todo el proceso de fotografías para la portada de Whis you where here, la batería de Mason con el doble bombo y la ola de Kanagawa, el Gong de The Wall, las guitarras de Gilmour, los bajos de Waters. Y en el apartado de The Wall, el hinchable del profesor, la vara con la que pegaba el profesor (el de carne y hueso, no el inflable) a Waters en el colegio (libro de castigos incluido).

Especialmente bonitos los montajes de las salas de The Division Bell y A Momentary lapse of reason. Que aportan menos a nivel musical y de historia del grupo pero son también curiosos de ver.

Y para finalizar lo ya mencionado, un salón grande donde poder disfrutar del inicio y el fin del grupo, como si estuviéramos en un concierto.

Y como en todas las exposiciones de lo que sea, se sale por la sala de venta de productos, donde poder adquirir camisetas, tazas y también discos y libros varios. Los precios, que cada uno juzgue por si mismo.

Interesante, curiosa, tanto para amantes y seguidores de Pink Floyd como para gente que le guste la música en general. Llena de objetos personales, detalles técnicos y objetos que para muchos pueden ser algo más que fetiches. Un gran pedazo de la historia del rock a nuestro alcance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.