091

Los Cero están de vuelta otra vez
Texto y fotos: Javi G. Espinosa
27 Junio 2019, Festival Cultura Inquieta (Getafe)

Después de 20 años jurando no volver a subirse juntos a un escenario, al final lo hicieron. Su Maniobra de Resurrección les dio alas y les puso de nuevo en primera línea de combate sonoro. Duró lo que duró y cada mochuelo volvió a su olivo, pero algo de rescoldo debió quedar cuando, un par de años después, anunciaban que no sólo vuelven de nuevo sino que además andan componiendo nuevos temas. Doble alegría. 

Este nuevo advenimiento de 091 se materializó en Getafe, abriendo el 10 aniversario del Festival Cultura Inquieta, consolidado ya como una apuesta heterogénea y alternativa en la oferta veraniega de Madrid y alrededores. Y no podemos decir que no haya estado a la altura, ni mucho menos. Pero si es cierto que lo han retomado donde lo dejaron, sin grandes alardes ni novedades. Se anunciaba que presentarían alguna de las nuevas canciones en las que andan trabajando (y que está previsto que vean la luz después del verano), pero al final la sorpresa fue que no hubo sorpresa. El repertorio quizá fuera demasiado conservador, sin hueco tampoco para temas más oscuros u olvidados, algo que los fieles seguidores de toda la vida siempre agradecen. Aunque con la lista de clásicos que tienen para elegir, un concierto de apenas veinte canciones suyas no va a tener ni una que no sea más que digna (y hasta se echarán a faltar siempre unas cuantas favoritas, cada cual según sus gustos), pero haberse estirado al menos con dos o tres temas más para permitirse algún capricho hubiera sido muy de agradecer, ya que un concierto de apenas hora y media se quedó un poco corto. 

Dicho esto, no hay quien discuta el oficio que tienen estos músicos y las ganas que le ponen. A la izquierda, José Ignacio Lapido haciendo echar humo a su Gibson SG y en el otro extremo su hermano Víctor dando cera también a su Les Paul dorada, con Jacinto Ríos muy motivado en el centro de la escena, poniendo el contrapunto de contundencia y furia a las evoluciones de José Antonio García, que se maneja en la voz cantante con su soltura habitual, metiendo armónica, pandereta y maracas en distintos temas. Por detrás, Tacho González cumple también a la perfección su cometido marcando el ritmo de la potente maquinaria, de forma que entre todos acaban ahogando casi todo el rato los teclados de Raúl Bernal, una nueva incorporación a los directos de la banda que quedó bastante deslucida en esta ocasión. Una pena, porque no se le pudo disfrutar salvo en contados momentos, cuando el resto le dejaban espacio. 

El sonido en general se veía lastrado por el viento según te alejabas del escenario, con lo que había que andar buscando la distancia adecuada para poder escuchar en condiciones. Es lo que tienen los sitios totalmente abiertos cuando el aire se levanta y sopla con fuerza. Al menos, ese aire refrescó el sofocante ambiente que había antes de ponerse el sol y nos dejó una noche bastante agradable. Por lo demás, la nueva ubicación del festival es amplia y accesible, tiene espacio de sobra para disfrutar cada uno a su aire, y además se siguen mejorando cosas en cada edición y se ponen los medios para que la experiencia sea lo más cómoda y completa posible. 

Larga vida al Festival Cultura Inquieta. Y por supuesto, larga vida también a 091 en esta nueva resurrección.

Setlist: Zapatos de piel de caimán / Este es nuestro tiempo / El baile de la desesperación / ¿Qué fue del Siglo XX? / Escenas de guerra / Es hora de enloquecer / Tormentas imaginarias / Nada es real / En el laberinto / Huellas / La noche que la luna salió tarde / Otros como yo / Todo lo que vendrá después / Un cielo color vino / La torre de la vela / La calle del viento // La canción del espantapájaros / Esta noche / La vida qué mala es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.