BLACK MIDI +HARTOSOPASH & NOÏZ

A todo tren

Fecha: 24-09-2019

Lugar: Sala El Sol (Madrid)

Texto: Natalia Gürtner

El pasado martes 24 de septiembre tuvimos la oportunidad de disfrutar del directo de la última sensación musical británica: el cuarteto londinense de rock experimental Black Midi. Destacan por hacer una música bastante compleja para unos chicos que apenas tienen veinte años y que se conocieron estudiando en la Brit School. Actualmente, están embarcados en la gira de presentación de su primer y único álbum, “Schlagenheim” (Rough Trade Records, 2019), que les ha bastado para llamar la atención de emisoras de renombre como la KEXP de Seattle o la BBC 6 Music, o para ser nominados al Mercury Prize. Aquí en Madrid se notaba que habían creado expectación, pues en la Sala El Sol lograron colgar el cartel de “no hay entradas”.

 

En su concierto de Madrid, Black Midi contaron con unos teloneros bastante originales, que saltaron al escenario a las 21.40 y que durante media hora llenaron el ambiente de una atmósfera opresiva. Se trataba del dúo madrileño Hartosopash & Noïz, que con la ayuda de los sintetizadores y la batería nos interpretaron una serie de temas instrumentales de corte experimental. Era como oir la banda sonora de un thriller psicológico con un toque de Drum & Bass. Hay que reconocer que, como mínimo, resultó una propuesta interesante para ir caldeando el ambiente, mientras la sala se iba llenando de un público mayoritariamente masculino.

 

Tras una breve prueba de sonido, los cuatro chicos de Black Midi comenzaron su directo a las 22.30. A partir de ahí fue como subirse a una locomotora que no nos dejó respirar hasta que concluyeron su espectáculo, exactamente una hora después y sin bises que valgan. Sobre el escenario estaban Geordie Greep (voz y guitarra), Matt Kwasniewski-Kelvin (voz y guitarra), Cameron Picton (voz y bajo) y Morgan Simpson a la batería. No se molestaron en dirigirnos la palabra durante el concierto, pero eso no importaba, porque venían a tocar y nadie puede dudar de que pusieron todo su empeño en ello, para entusiasmo del público presente, entregado desde el primer momento.

 

Como viene siendo habitual en la gira del cuarteto londinense, empezaron interpretando sus temas “953” y “Speedway” que abren también su álbum y con los que consiguieron las primeras ovaciones de la noche. Siguieron con “Of Schlagenheim” y uno de las dos canciones nuevas que nos interpretaron durante la noche. Ya casi en el ecuador del concierto le tocó el turno a uno de sus temas estrella, “Ducter”, que evidentemente fue muy bien acogida entre los asistentes. Para terminar, pudimos escuchar “Reggae”, “Talking Heads” o “Western” y ese temazo titulado “Bmbmbm”, con el que suelen acabar sus conciertos y que fue su single de debut a mediados de 2018.

 

Es difícil clasificar la música de Black Midi, que puede recordar a la de grupos como Shellac, Slint, Battles, o incluso Primus. En todo caso, está claro que no se trata de un producto prefabricado en un estudio, sino que su música se ha construido a base de muchos directos, que les han permitido conocerse tan bien que pueden anticipar lo que van a hacer sus compañeros, sin dejar de formar una unidad sólida. Son como una máquina de descomponer música con continuos cambios de ritmo, una auténtica locura que cuenta además con la voz excepcional de Geordie Greep y el ritmo machacón que imprime Morgan Simpson a la batería. Habrá que seguirles de cerca, pues, sin duda, aún tienen mucho que decir en el mundo de la música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.