CRÓNICA DE DOG EAT DOG EN MADRID

La noche del martes 24 de septiembre una de las bandas más notables de la escena del rap-metal de los noventa tenía una cita en la capital celebrando el vigésimo quinto aniversario de su álbum de debut, «All Boro Kings«. La noche sin embargo se vio empañada con la poca asistencia de público que lograron reunir los americanos, aunque las tres formaciones que saltaron a las tablas de la sala Copérnico compensaron el bajo aforo poniendo toda la carne en el asador, y consiguiendo convertir la noche en una auténtica fiesta.

Desde el momento en el que los primeros acordes y samplers comenzaron a sonar, y que no hizo más que crecer y alcanzar el grado de comunión completa entre banda y público durante toda la velada. Dog Eat Dog se sobrepusieron ante la adversidad y ofrecieron un concierto realmente notable, entregados desde el primer momento. Comandados por el hiperactivo John Connor, los temas de «All Boro Kings» comenzaron a caer, ante el beneplácito del público, tocando de cabo a rabo íntegramente el álbum, después de lo cual se atrevieron todavía con algún clásico de sus inicios, y un par de temas nuevos.

No faltaron tampoco sus pistolas de juguete, el salto a las tablas con albornoz, a-la-Rocky-Balboa de su bajista para cantar él mismo «Rocky«, abandonando momentáneamente las cuatro cuerdas, siendo sustituido para la ocasión por el bajista del grupo Slimboy, o el tema sobre samplers rapeado por Brandon Finley, dejando a su vez vacía la batería. En definitiva, toda una fiesta del rap-metal en toda regla que fue reconducida con maestría por Connor y sus acólitos para convertirla en una velada llena de buena música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.