THE TOY DOLLS + CRIM

El elixir de la eterna juventud

Sala But (Madrid) 16-01-2020

Redacción y fotografías: Chema Pérez

Hay grupos que dan con la fórmula y The Toy Dolls es uno de ellos. Liderados por el carismático e incomparable Michael “Olga” Algar, tuvimos la suerte de participar en su cuadragésimo aniversario.

Lleno absoluto allí por donde están pasando, y Madrid no iba a ser la excepción. Bastante gente esperando a que abrieran las puertas a pesar de que todavía quedaban dos horas para el concierto, ya que antes tocaban Crim.

Una banda que está acostumbrada a telonear a grupos míticos del punk como The Adicts, Bad Religion o en este caso a Toy Dolls. Desde Tarragona llegaron para hacer su punk rock que recuerda bastante a algunos grupos de los conocidos como del Rock Radikal Vasco, en esta ocasión cantado en catalán en vez de euskera.

Durante todo el concierto derrocharon energía y descargaron temas de casi todos sus discos, siempre envueltos en un escenario muy poco iluminado, con luces rojas y azules, estroboscópicas y “de contra”, lo que dio un aspecto un tanto oscuro. Algunos temas fueron bastante coreados, pero el sonido dejó bastante que desear. No se distinguía ni el idioma en el que estaban cantando, se supone que catalán, pero es que costaba hasta adivinarlo.

Salvo que conocieras de antemano las canciones, era complicado seguirles y no por cuestiones idiomáticas. Los solos de guitarra, de los que había al menos uno en cada tema, apenas se escuchaban con nitidez y el conjunto general era un poco estruendoso. Esperemos que en otra ocasión y con las letras de los temas aprendidos, que tienen bastante contenido social y protesta, podamos disfrutar más de este grupo.

Set list: Potser no hi ha final / La puta copa del rey / Caiguda Lliure / Sense excuses / Benvingut enemic / Cavalls morts / Hivern etern / Vaixells de paper / Quan Tornin les Sirenes / Maneres de viure / Castells de sorra / ¿?

Tras un cambio de escenario de algo más de media hora, que se amenizó con música punk de los ochenta, llegaban los Toy Dolls. Allí aparecieron vestidos como es habitual Olga, The Amazing Mr. Duncan con su bajo y Tommy Goober a la batería. Si algo tienen Toy Dolls es que han creado su particular y especial show, que se repite hasta la saciedad, pero es lo que espera el público de ellos.

Así como hay algunos grupos que se les acusa de hacer siempre lo mismo y se les exige que cambien un poco el registro de disco a disco, con este grupo, así como con ACDC, sucede justo lo contrario. Es como el efecto que sucede con los niños que quieren ver la misma película de dibujos una y otra vez, porque se saben la historia, se saben el final y les gusta como acaba.

Si hay alguien que ha sido capaz de salir del mundo de los dibujos animados, aparte de los Loonies en Space Jam, esto son Olga y sus secuaces. Sus trajes coloridos, las gafas, las luces brillantes, con mucho cambio de color, los pelos de punta, esas botas militares brillantes y lustrosas son el ADN del grupo. Acompañando cada tema con esas coreografías locas, a base de saltos, cruces, patadas al aire, la parafernalia fluye con precisión, y es que ya llevan cuarenta años haciéndolo.

En esta ocasión se han hecho acompañar con un repertorio especial, con los temas más conocidos. Como siempre cada uno echa en falta alguna canción o versión de esas tan originales que hacen, pero en la hora y cuarto que tocan da tiempo para casi treinta temas y a nadie le parece corto porque es intenso con mayúsculas.

Como era de esperar se sucedió el striptease secuencial. A los pocos temas se quitan las chaquetas, luciendo chalecos azules, luego desaparecen las camisetas y luego las gafas. Se acompañan de atrezzo en los temas como Labrusco Kid, con una botella gigante de champán que lanzaba confeti, o con un muñeco gigante caricaturizando a Richard Clayderman en la canción dedicada. Lanzamiento de humo como si no costara en la versión de Cumbanchero, guitarra de triple mástil y despliegue de globos con el logo del grupo al final de la fiesta concierto. Cada canción es como un mini número teatral.

Como en los dibujos animados, estos tipos no tienen fin, da igual que pasen los años, el tiempo se ha detenido para ellos, su forma de hacer punk festivo les hace únicos, seguirán cumpliendo años y quizás nosotros no podamos ir a verlos, no aguantaremos su ritmo, pero ellos seguirán haciendo su show, su duelo de banjos, sus coreografías y sus canciones de letras divertidas, participativas y con la única pero dificilísima pretensión de hacer pasar un rato divertido.

Y que cumplan muchos más…

Set list: Fiery Jack / Cloughy Is a Bootboy! / Arthur Clark’s a Dark Horse / Bitten by a Bed Bug / The Death of Barry the Roofer With Vertigo / Benny the Boxer / Up the Garden Path / Dougy Giro / Spiders in the Dressing Room / I’ve Got Asthma / El Cumbanchero / The Lambrusco Kid / She’s a Worky Ticket / Nellie the Elephant / Richard Clayderman’s a Creep / She Goes to Finos / Toccata in Dm / Alec’s Gone / Drum Interlude / Harry Cross (A Tribute to Edna) / Wipe Out / The Surfaris (cover) / Bises: Dig That Groove Baby / When the Saints Go Marching In (cover) / Glenda and the Test Tube Baby / Idle Gossip / Theme Tune

Podéis ver más fotografías del concierto en el siguiente vídeo de nuestro canal Youtube:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.