ADIOS A CHARLIE WATTS

Fallece a los 80 años el batería de los Stones

Aunque no estuvo desde el principio, enseguida se fijaron en él y supieron que tenía que ser el batería de los Rolling Stones. Y sin él nada hubiera sido igual. Es muy posible incluso que los Stones nunca hubiesen llegado a ser lo que son. Lo cierto es que Charlie Watts era irremplazable, y su pérdida supondrá un punto de inflexión en la historia de la banda.
¿A quién mirará ahora Keith Richards? ¿Quién pondrá la nota de clase y elegancia en el escenario? ¿A quién darán los fans la mayor ovación en cada concierto?
La máquina seguirá funcionando a pesar de todo (ya estaba previsto que en su inminente gira americana le sustituyese Steve Jordan), pero ya no será lo mismo. Charlie era Charlie. Siempre discreto y en segundo plano, pero de alguna manera era el corazón de la banda, el que ponía el latido a esas canciones que han enganchado durante décadas a personas de toda edad y condición en todo el mundo.
Fue el contrapunto tranquilo a la agitada existencia de Sus Satánicas Majestades (aunque también tuviese su lado oscuro en tiempos difíciles) y era el personaje necesario para equilibrar la tensión en una familia que lleva casi 60 años conviviendo entre penas y glorias, pero que se mantenía unida en buena medida gracias a él.
Buen viaje, Charlie. Te echaremos mucho de menos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.