MORGAN

Desde el Price con amor, una vez más
Teatro Circo Price, Madrid 29 Enero 2022
Texto y fotos: Javi G. Espinosa

Han pasado ya tres años desde aquella presentación de Morgan a lo grande en Inverfest, algo que seguramente supuso para ellos un punto de inflexión en su ya por entonces ascendente carrera. Quizá fuese a partir de ahí cuando realmente se confirmó ese potencial que habían mostrado, y cuando su popularidad empezó a dispararse, haciéndoles llegar a multitud de festivales y grandes recintos. En todo este tiempo las cosas no han ido como debían, para todo y para todos, pero ellos han aprovechado para editar un disco con aquellos conciertos del Price y, además, han grabado su tercer álbum de estudio, «The River and The Stone«, que ya empezaron a presentar a finales del año pasado.

Después de tres discos, las canciones que ya podríamos llamar «antiguas» van adquiriendo aroma de clásicos, y desde luego hay un puñado de ellas que son ya himnos en todos sus conciertos, aunque ahora es el problema es ir sacrificando algunas de antes para hacer hueco a las nuevas, que por su parte encajan perfectamente con el resto del repertorio. Empezó el concierto como empieza el disco, con «Hopeless Prayer» seguida de «River«, y tocaron casi todo el nuevo trabajo sin dejar de lado todas esas otras pequeñas joyas que su público siempre les demanda y ellos no pueden negarles.

Nina sigue siendo ella misma, escondida tras su teclado, aunque cada vez se va obligando más a levantarse y asumir ese protagonismo en escena que en realidad ya tiene, aunque no quiera. Cuando llegó el momento de «Paranoid Fall«, una composición de su nuevo álbum en la que la vena rítmica y guitarrera de la banda se dispara desde los primeros compases, no pudo quedarse sentada y salió al centro de la pista a lucirse, micro en mano, en ese papel de solista sin instrumento que intenta eludir, pero con el que está claro que también disfruta y se divierte, aunque le cueste y ella misma se vea extraña.

En este tiempo también ha habido cambios en la formación: el puesto de Alejandro Ovejero al bajo lo ocupa ahora otro Alejandro, «Boli» Climent, músico con una experiencia más que consolidada en bandas como M Clan o los Fitipaldis de Fito. Además, se suma un sexto miembro a la banda: Gabi Planas, recientemente incorporado como valioso comodín que igual te hace percusiones y coros que te mete un teclado o una guitarra donde haga falta. Sumado eso a la sólida base que, alrededor de Nina, vienen formando Paco López en la guitarra, Ekain Elorza a la batería y los teclados de David Chuches (o Schulthess, como prefieran), Morgan se han dotado de más recursos musicales para abordar en directo esas nuevas canciones que van mostrando un camino de madurez al que le auguramos y deseamos un largo recorrido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.