GWENDAL

Entre pitos y flautas ya han pasado cincuenta años.

Sala Mon Live (Madrid)

30-09-2022

Redacción y fotografías: Chema Pérez

Diez lustros, que se dice pronto, y aquí sigue Youenn le Berre, acompañado siempre de grandes músicos, llevando la música celta a todos los lugares del mundo.

Y como no, tenía que volver a España, donde siempre se les acoge con ganas y emoción, en la que posiblemente pudiera ser incluso su primera casa, si, esto no es Lorien, pero no es casual que sus dos discos en directo se hayan grabado en Madrid y Getxo.

Un retraso en la actuación un poco más que considerable, por motivos que siempre se desconocen, obligaba a la sala a exprimir la lista de Spotify de música celta y empezaba a caldear el ambiente con algún silbido y reproche. Afortunadamente la gente, talludita en su mayoría, aguantó estoicamente y la cosa no fue a más.

En total oscuridad salieron los músicos, Youenn le Berre (flauta, bombardas y pitos celtas), Ludovic Mesnil (guitarra eléctrica y acústica), Vincent Leutreau (violín), Jérôme Gueguen (teclados), David Rusaouen (batería) y disculpen ustedes pero no conozco el nombre del bajista, si alguien tiene a bien, ya sabe (si es Michel Valy, desde luego que ha cambiado muchísimo el aspecto).

Con los compases de Pilo Rosso apareció Youenn, con una gran sonrisa y comenzó la actuación de casi dos horas de duración. El primer tema ya hacía presagiar que el recorrido del concierto iba a combinar temas muy antiguos con otros de discos más nuevos, como así anunciaron. Porque a estas alturas cuando se va a un concierto de Gwendal es lo único que te puede sorprender, como grupo ya se sabe que funcionan a la perfección. Aunque esta vez el sonido no fue todo lo bueno que se merecía la ocasión, ya que el violín no sonó casi nada en los cuatro primeros temas y el resto del concierto tampoco estuvo del todo bien acoplado al resto de los instrumentos, al menos en las primeras filas.

Muchos temas de War-Raog y Glen River, quizás los más rompedores con la música que desarrollaron hasta entonces, más clásica y centrada en el folk celta, y algunas que otras Jigas que iban haciéndose lucir con solos, poco a poco, a todos los músicos, batería incluido. Está claro que lo que más le gusta al público son las Jigas, y es que eso de subir los brazos para bailar debe estar en el ADN de los españoles, ya sea con jotas, sevillanas o muñeiras. El caso es que en cuando empiezan con temas tradicionales se monta el lío. Y como ellos lo saben, descargaron una dosis de tres en uno, para terminar aparte de Iris Jig con un bis extra, fuera de programa, para dejarnos con un buen recuerdo del concierto. Eché en falta algún tema de su tercer disco (A vos désirs), a pesar de que no suelen tocarlo, pero un cincuenta aniversario quizás si que se merecía escuchar en directo Rainy day o Butterfly.

Bastante interacción de Youenn con el público durante toda la noche, haciendo bromas e introduciendo los temas, recordando antiguos conciertos y emplazándonos para próximas visitas. Este hombre se debe creer que somos incombustibles o inmortales. Ellos ya sabemos todos que no lo son.

Listado de canciones: Pilo Rosso / Gave Hot / Stone Eire / Skai Reel / Roscogig (new) / Glaz Noz / Caméléon / Noces de Granit / Joke / Steren / Date prisa / Reel Legend / Suite D’arrée / Stand all / (Bises)  Shannon Reel / Irish Jig / Jiga extra sorpresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.