TEN – Gothica

Hard’n’heavy poco hard y poco heavy

Ten es una banda inglesa de hard melódico que desde su fundación en 1995 ha publicado trece álbumes más un directo, incluyendo este Gothica, en el que abundan en su sonido a caballo entre el pop durillo y el jevi descafeinado, poco potente a causa de la escasa carga de graves que tiene la mezcla final a cargo de Dennis Ward (el de Pink Cream 69 y Unisonic).

El resultado final no es ni AOR, sobre todo a causa de la voz quasi lírica de Gary Hughes, y la banda, casi un ejército de gente, con Max Yates a la batería, Steve McKenna en el bajo, el teclista Darrel Treece-Birch (proveniente del rock progresivo de Nth Ascension) y hasta tres guitarristas: Dann Rosingana, Steve Grocott y John Halliwell (no confundir con el saxofonista de Supertramp), suena blanda-blanda. De hecho, los primeros treinta segundos del primer tema The grail dan miedo. Madre mía, dónde me estoy metiendo.

Luego, aunque para mi gusto se pasan con los tecladitos modernitos, la cosa no está mal del todo, y Hughes afina una barbaridad de bien (habría que ver cómo defiende esos bajos en el fragor sonoro de un concierto), sonando la cosa a ratos más a un rock progresivo sencillito que a otra cosa, véase si no Travellers. Por lo demás, todo es muy uniforme y similar: Paragon, Jekyll and Hyde, In my dreams… No mata, en definitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.