JAMES BLUNT

El britanico muestra su buen hacer en directo

Era el dia previo al festival Bilbao BBK Live, y parecia que ese era el motivo de que la sala no se estuviese llenando como era de esperar. En el escenario tocaban los barceloneses Cyan, una grata sorpresa, primero, porque su sonido e intensidad nos recordaba por momentos a la de Coldplay en sus inicios, y segundo, porque pude ver a un viejo conocido a cargo de la guitarra. Que vueltas da la vida. Pues bien, Cyan gustaron, a pesar de cantar en castellano con su estilo puramente ingles. Llegaba la hora de James Blunt y se podia ver a bastante mas gente en la sala, aunque sin llegar al lleno. Asi, se nos presentaba una ocasion unica para poder ver al cantante ingles sin ningun tipo de agobio. El senor Blunt, el chico de Youre beautiful, como se diria en la calle, salio al escenario con una sonrisa de comercial, de oreja a oreja, y con un espiritu que contagiaba al resto del grupo. Pues bien, nada de eso llamaba la atencion. Es mas, sus continuos gestos y muecas infantiles restaban seriedad a unas canciones tan redondas que rodaban por si mismas. Pero habia algo que enganchaba, y eso era, precisamente, su voz. Una voz que vuela por encima de sus ojos lacrimosos y mirada inexpresiva, una voz especial y unica que agradece ser muy bien tratada por su garganta privilegiada. En Goodbye My Lover se sento al piano, y tal y como le sucede a Chris Martin, se encuentra en su mundo. Su voz, las teclas, y el publico. Ya no tiene que hacer ningun show, no se siente obligado a llenar el escenario, y ahi es cuando verdaderamente se muestra creible. Eso si, antes de deleitarnos con una preciosa interpretacion, no dudo en hacer el comentario gracioso, diciendo que se trataba de la cancion numero uno de su pais en los funerales. Y en los divorcios tambien, agrego. Continuo el concierto, con el ex militar britanico moviendose de un lado a otro del escenario, para captar la atencion y alentar a su vez a un publico que se mostraba timido, y al que pillo por sorpresa saltando encima de la multitud como si se tratase de una piscina en Cause I love you. James Blunt nos fue convenciendo a medida que avanzaba el concierto, demostrando que, aparte de ser un profesional, pone ese plus de energia y calidad que lo distinguen de otros fenomenos comerciales. Sin dar oportunidad a que se hiciese largo el concierto, llegaron los bises, y 1973 puso fin una actuacion plagada de buenas canciones, y en la que, entre sus sonrisas y lagrimas, pudimos ver un gran talento. Setlist. Give Me Some Love,High,Billy,Carry You Home,Ill Take Everything,Goodbye My Lover,Annie,Cause I Love You,Youre Beautiful,Shine On,Out of My Mind,Wise Men,So Long, Jimmy, Bises. One of The Brightest Stars,Same mistake,1973

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.