PYRAMAZE

Inmortal

Es el tercer disco de esta banda, que, como gran sorpresa, cuenta como vocalista con Matt Barlow, el que fuera cantante de ICED EARTH, que protagonizó una de las historias más rocambolescas del metal, al abandonar la música tras los atentados del 11-S para hacerse policía.
Justo antes de regresar a la que fuera su banda, graba con este grupo finlandés un buen disco, donde muestra que no ha perdido para nada capacidades vocales.
Este “Immortal” se mueve entre influencias de ICED EARTH, toquecillos power y alguna resonancia progesiva, dentro de un trabajo donde el metal pesado está siempre percutiendo como base rítmica y con unas guitarras a veces casi thrasers old school.
Sin embargo, se abre el CD con una intro de carácter épico, con recitado incluido y que es otra de las grandes fuentes del disco. Enseguida comienza a sonar el doble bombo y nos encontramos ante una demostración de la fuerza del grupo, con ese regusto Power, del cual recuperan la velocidad y la presencia de los teclados, aun huyendo de la excesiva melodía y de los estribillos facilotes. El tercer corte sigue en esa línea, un tema largo, de más de 6 minutos, con coros a lo hard.
Parece la siguiente el medio tiempo de turno, pero en seguida nos damos cuenta de que es un tema de ida y vuelta, donde se pasa de la acústica y el teclado a la caña pura y dura, con alguna reminiscencia progresiva.
Posiblemente “A beautiful death” sea mi favorita, con ese principio de regusto heavy clásico NWOBHM y un estribillo muy reconocible, que da paso a la, esta vez sí, balada, adornada con unos coros suaves y llena de ternura.
Avanzas en el disco y poco a poco te has metido en ese mundo donde las guitarras son bastante agresivas, pero que se encuentran bastante sujetas por la voz de Barlow, que lo mismo busca tonos más agudos que guturaliza su sonido para buscar mayor dureza, como en “Ghost Light” o “Caramon´s poem”, otra joyita del disco.
En “Highland” flirtean con sonidos folk, si bien nada que ver con grupos de folk metal; es solo un instante, para volver a su terreno y conducirnos a otro de los temas largos del CD, “Shadow of the beast”, que a mí me suena fantástico, con esas guitarras algo más ligeras al principio y que se aceleran de manera increíble en el estribillo, casi en un rollo BLIND GUARDIAN.
Cierra el CD otro corte de tono épico, dejando un regusto más que agradable en el oído. A mí me parece un buenísimo disco y una buena noticia la vuelta de Mr. Barlow.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.