NO AGE – WHITE CIRCLE CRIME CLUB

El duo californiano arrasa con su descomunal descarga de hardcore-punk

Quizas seas demasiado joven, pero recuerdas como sonaban tus cintas de cassette alla por los 80 despues de que las hubieses escuchado mil quinientas veces Recuerdas como el sonido se iba convirtiendo en una masa amorfa donde todo se mezclaba y cada vez era mas dificil distinguir las guitarras del bajo Pues mas o menos asi es como suena un CD de No Age recien comprado en la tienda. Ahora bien, como suena esa misma propuesta en directo Pues yo diria que como un concierto pirata de Black Flag o Husker Du o alguna otra banda de SST grabado sobre un cassette reciclado de infima calidad. Y ojo, que esto lo digo en el mejor de los sentidos, si no les queda claro, miren arriba la nota que les he dado. Por si alguien no se ha dado cuenta, hablamos de eso a lo que llaman Lo-Fi low fidelity, obviamente lo contrario de high fidelity, en este caso, en una linea similar a la que comparten con algunos de sus vecinos de L.A, como The Mae Shi o Abe Vigoda a estos ultimos, por cierto, los veremos en breve por el Primavera Club. Pero rebobinemos al principio de la noche. Cuando la mayoria del publico posterior aun se peinaba el flequillo en el bano de su casa, los belgas White Circle Crime Club dejaban un set algo soso y predecible, aunque con algunos destellos en las partes instrumentales. Poco mas. Finiquitados los teloneros y con todo el publico congregado, un nutrido grupo de gente se agolpaba justo delante del escenario. Esperaban impacientes que No Age se marcasen uno de sus shows descontrolados que acaban con la mitad del publico sobre las tablas. Antes de que el duo hubiese terminado de tomar posiciones en el escenario, Randy Randall guitarra ya habia pisado un pedal que inundo la sala de feedback chirriante. Acto seguido, abrieron del mismo modo que se abre Weirdo rippers FatCat, 2007. con Every artist needs a tragedy y si ellos lo dicen, asi sera, ya que ademas de musicos son performanceros. De ahi en adelante, fue un no parar. los temas se sucedian casi sin interrupcion si exceptuamos los elogios puntuales que Dean Allen bateria y voz dedicaba a la ciudad de Madrid y al publico que, entregado, no paraba de menearse al ritmo de descargas redondas como Cappo, Teen Creeps, Eraser, o Boy Void. A mitad de la actuacion alguien pedia ruido, ruido. Allen no dudo en soltar una profunda muralla de feedback por unos cuantos segundos. Gracias le gritaron y el se rio. Youre welcome. El publico estaba encantado y ellos tambien. Si no se lio fue porque nadie se lanzo, no porque no hubiese materia prima para ello. Ademas de los temas de su primera compilacion y de Nouns SubPop, 2008, tambien sono alguna cancion nueva. Ripped knees servia de falso cierre ya que ni siquiera les dio tiempo a irse. No paso ni un minuto y ya estaban de vuelta con una version de los Misfits y un intensisimo y alargado Everybodys down. Resumiendo, No Age nos regalaron una actuacion apoteosica, repleta de energia, visceras y buen hacer. El sonido, aunque atronador, fue excelente, como suele ser la tonica general de la sala. Si no fuese porque me quede con ganas de mas, les hubiese dado un 10 como un castillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.