ROYAL CROWN REVUE

Royal Crown Revue demostraron la vitalidad del genero

Todo el mundo dice que cuando ve en directo a la Royal Crown Revue le parece la banda mas cool del momento. Les hacen recordar viejas epocas de la mejor musica americana, peliculas de los años 30 y 40 de gangsters, cine negro, la ley seca, el Copacabana, femmes fatale, Louis Armstrong, Benny Goodman, el Cotton Club, el rat-pack, Cab Calloway, Duke Ellington ..una serie de topicos en los que tienen razon, pero aparte de todo eso, la Royal Crown Revue son una pedazo banda de musicos. Da igual el palo que toquen. swing, be-bop, musica brasilena, jazz, rock and roll, su directo es magnifico y saben conjugar perfectamente la frase Thats entertainment. Y eso es lo que pudimos comprobar en un frio martes los que fuimos a la sala caracol e, inesperadamente, llena a rebosar. Casi dos horas del denominado neo-swing termino acunado por la critica para denominar a las bandas que surgieron en los 90 revitalizando el genero, destacando Squirrel Nut Zippers, Cherry Poppin Daddies o Big Bad Voodoo Daddy con un perfecto sonido, quizas excesivamente bajo, y una banda para quitarse el sombrero. Mando Dorame al saxo tenor, Daniel Glass a la bateria maravilloso su solo con las baquetas, Scott Steen a la trompeta, Mark Cally a la guitarra heredero de la tradicion musical de Django Reinhardt y Grant Green, Jim Jedekin al saxo alto y baritono y Dave Miller al contrabajo. Ejerciendo de perfecto director de orquesta y magnifico crooner old-school Eddie Nichols, un tipo sacado de las pelis de los años 30 su parecido con James Cagney es mas que razonable, sabiendo cantar con gusto y estilo, y animando entre cancion y cancion al personal con historias de Hollywood, Joey Bishop y Las Vegas. En cuanto al repertorio se centraron sobre todo en canciones de su mejor disco hasta la fecha, The contender, sonando temas como Walkin the Brando, Stormy weather, Zip Gun bop y la instrumental Salt Peanuts. Y no se podian olvidar de las revisiones de clasicos atemporales como Hey Pachuco, Brasil o el final obligado con Viva las Vegas. Un viaje en el tiempo maravilloso para los nostalgicos y la reivindicacion de una musica que nunca quedara obsoleta ni en el olvido. Viva las BIG BANDS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.