ZACH HILL – GROSGOROTH

Descomunal demostracion de fuerza tras la bateria

Supongo que el titular de esta cronica, fue uno de los comentarios mas usados al acabar los cuarenta minutos de actuacion de ZACH HILL, porque un servidor no recuerda haber visto nada parecido. Con una base de piano pregrabada, y la introduccion de un speech grabado por su amiga Marnie Stern como unico apoyo, el resto del concierto fue una sucesion de golpeos a la bateria con una velocidad endemoniada y con apenas un par de pausas de pocos segundos de respiro, para demostrar que no se trataba de un robot sino de un ser de carne y hueso. Y es que no se convirtio en algo monotono, pues las variaciones ritmicas estuvieron muy logradas teniendo en cuenta que no dejaba de ser un solo de bateria constante, pero en absoluto aburrido. Si es capaz de juntar una banda que recree los sonidos de su disco Astrological Straits, el bateria de Hella sera un artista con discurso propio, ademas de un virtuoso machacabaquetas. Antes de su concierto, pudimos disfrutar de un cuarto de hora de GROSGOROTH, que con un par de Gameboy y una Sega Megadrive unidas a su teclado y voz, nos hizo pasar un rato entretenido, demostrando que muchas veces el ingenio puede suplir instrumentos y construir canciones curiosas, sin la mayor pretension que la diversion. Supongo que las cuarenta personas que desafiamos a la lluvia que caia en la capital salimos contentos. Uno de esos conciertos necesarios para descubrir propuestas minoritarias, pero mas interesantes que muchas otras con mas medios a su disposicion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.