AND YOU WILL KNOW US BY THE TRAIL OF DEAD

The Century of Self

Acaba de empezar el año y ya van cayendo lanzamientos que daran que hablar a los amantes de la musica. El grupo del extenso nombre, clasificado bajo etiquetas imposibles, desde post rock con dejes punks, hasta emocore de influencias psicotropicas, saca a la calle su nueva criatura. Otra lista de composiciones apocalipticas, maravillosamente confusas y densas como un terron de cemento. Tras una introduccion caotica titulada Giants causeway, viene Far Pavillions, caotica mezcla de pop y noise que se acerca en pasajes alucinatorios a lo PINK FLOYD, lleno de coros e instrumentaciones que provocan la saturacion que justamente se espera. Maravillosa. Despues, Isis Unveiled, con un principio que cabalga como western psicotropico, donde la percusion entra a saco en el ritmo de una cancion que podria haber sido un tema pop cualquiera de no estar producido de esta forma, y de no hacer un giro a mitad de tema que lo empareja con los BEATLES mas alocados y experimentales del White Album. Vuelven a la carga con los ritmos melodicos en Halcyon Days, aunque siempre con esa vuelta de tuerca que convierte cada tema en algo imprevisible, a diferencia de la mayoria de grupos de pop, que componen canciones al estilo de las peliculas de Disney, en las que siempre sabes como acabaran. Bells of creation es otro complejo tema con partes de rock pesado, delicada voz y un espacio sonoro en mitad del tema del cual hay que ir desenredando las diferentes aportaciones instrumentales en un juego tan laberintico como placentero. Sobre un cabreado cantante, se desarrollan los acordes de Fiels of Coal, con unos coros que regresan por un momento al espacio comun de la comercialidad, uno de los escasos momentos de concesion a la normalidad del CD. Llega la tranquilidad de Inland Sea, balada comoda para descansar del huracan atronador con el que nos han golpeado en los seis anteriores cortes, aun con su final orgiastico de platos en primer termino. Luna Park, asombrosamente, tiene otro comienzo de piano e intimismo, con lo que parece que el disco se nos va a ir derritiendo en el reproductor. Sin embargo, nos sorprenden ecos stonianos que no pensabamos encontrar en un disco de estas caracteristicas. Un nuevo paso de frontera. Pictures of an Only Child empieza intimista, casi susurrante, para irse asalvajando, con control, dentro del paisaje sonoro que a estas Alturas nos ha convencido sobradamente, aunque, debo reconocerlo, apabulla que da gusto. El piano, a modo clasico, nos trae Insaciable One, que comienza desnuda para irse vistiendo muy dulcemente, aunque se trate de la composicion mas sencilla de todo el trabajo. Ascending da rienda suelta a la parte mas punk de la banda, con coros de punk rock americano y guitarras mas precisas y contundentes. Sin embargo, no pueden resistirse a los cambios de ritmo, acabando el tema con otro de esos coros marca de la casa y otra acometida rabiosa de ruido. Esta es la antesala del cierre del disco, que va llegando con An August Theme, lleno de juguetones sintetizadores y se confirma con Insaciable Two, resumen que comienza resonando Amelies y envuelve al oyente en un estado de hipnosis que acaba por certificar la grandeza del disco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.