EDGUY – ANDRE MATOS – H.E.A.T

Grandisimo concierto de H.EA.T., aceptable actuacion de Andre Matos y muy mejorable la de EDGUY

Por fin se despejaba la incognita, a comienzos de la semana, se sabia que el esperado concierto de EDGUY tendria lugar en Joy Slava y no en La Riviera, como inicialmente se habia programado. Los esfuerzos por lograr que la sala junto al rio pudiera abrir para el evento no dieron los frutos deseados y el coqueto teatro del centro de Madrid era el elegido para albergar una de los primeros conciertos de prestigio de 2009. Con todo lo que ello supone. de calidad en el sonido, hay que reconocer que Joy Slava tiene una acustica excelente, como de apreturas, se colgo el cartel de No hay entradas y el publico estuvo bastante mas apretado de lo que hubiera sido agradable. A pesar de todo, al menos la actuacion de las tres bandas no se suspendio y la enorme fila creada frente a la Chocolateria San Gines demostraba que habia muchas ganas por disfrutar de una noche de Heavy Hard de calidad. La propuesta no desmerecia la expectacion. El grupo revelacion del Hard Rock melodico del año pasado, la fantastica voz del primer cantante de ANGRA y unos EDGUY que volvian a la Peninsula tras haber estado en un segundo nivel de actualidad por los conciertos de AVANTASIA del verano pasado. Tres bandas que iban a mostrar sobre las tablas un comportamiento desigual y con unos claros vencedores. los chicos venidos de Suecia que, con juventud insultante y una propuesta tan melodica como fresca, iban a conseguir tomar la alternativa definitiva frente a un publico que en muchos casos se vio sorprendido con ellos. Puntuales, al son de The heat is on, la famosa banda sonora de Superdetective en Hollywood, H.E.A.T hacian acto de presencia en el escenario. Todavia faltaba mucha gente por entrar en la sala pero era imposible no fijarse en la excelente imagen de los seis componentes. Jovenes, muy jovenes, perfectos exponentes de la escuela sueca de Hard Rock melodico, H.E.A.T cuentan con todo aquello que podria necesitar un grupo para ascender al Olimpo de los mas grandes. actitud a raudales, imagen arrolladora y unos temas que se meten en la piel del que los escucha, aunque sea por primera vez. Asi, desde la primera There for you todas las miradas iban siguiendo las evoluciones de un fantastico vocalista, Kenny Leckremo, tocado con sombrero vaquero blanco y cuya voz hacia abrir la boca sorprendidos a la audiencia que comenzaba a disfrutar de lo lindo. Con la pista llenandose a velocidad de vertigo, desgranaron casi la mitad de su fantastico disco debut, sonando mucho mas duros, mas directos, pero sin perder un apice de melodia y buen gusto. Impresionantes todos, desde Jimmi Jay, androgino y salvaje bajista, hasta los hard rockeros guitarristas, Dave Dalone, de imagen mas sleezy o Eric Rivers, la imagen de estereotipo de lo que todo guitarrista hard rockero desea ser. Late night lady y Straight for your heart aportaban la fiereza en un concierto que cada vez se hacia mas intenso y Cry mostraba como la melodia y el sentimiento de una balada puede hacer poner los pelos de punta al mas duro y crecer hasta estallar en un tema grandioso. Comenzada simplemente con la voz de Leckremo y el teclado de Jona Tee, fue creciendo en intensidad hasta lograr que la sala, independientemente de haber oido antes el tema, cantara el estribillo y coreara con palmas ardiendo la evolucion de la cancion. Emocion que continuo con Feel it again, imposible de oirla sin saltar, tanto en la pista como en los palcos, gritando como en pocas veces se ve con un grupo telonero y poco conocido. El cierre llegaba tras Never let go y Keep on dreaming dejando al publico muy satisfecho y con la sensacion de haber visto el primer concierto en nuestro pais de una banda que va a llegar muy lejos y de la que se oira hablar los proximos años como uno de los mejores grandes grupos del Hard Rock. A la postre serian los triunfadores de una noche que comenzaba de forma fantastica. La siguiente actuacion era la de Andre Matos, el que fuera cantante de los primerizos ANGRA y que tras su paso por SHAMAN parece que ha decidido endurecer su musica, abandonando los aires prog o al menos acelerandolos hasta limites insospechados. Posiblemente mucho tenga que ver el bateria de su banda, el jovencisimo Eloy Casagrande, una maquina de aporrear tambores como solo se recuerda de las visitas de Mike Terrana en sus diferentes grupos. Rapido, brutal y tecnico, Eloy es tal apisonadora ritmica que imprime a todas las canciones una velocidad quiza excesiva, algo que finalmente acabo afectando a Matos, que lanzaria alaridos agudos para intentar sobreponerse a la inmensa tormenta sonica. Tampoco iba a ayudar a la banda demasiado estatismo y frialdad con el publico que, por otro lado, demostro adoracion con el brasileno, a lo que respondio en todo momento con una correccion y educacion digna de elogio, en su perfecto castellano. Pero ni los temas de su ultimo disco, Time to be free, ni una correcta version de How long de ANGRA y algo menos en Carry on iban a levantar el concierto, tal vez algo lastrado por la fuerza que H.E.AT habian derrochado anteriormente. Sonaria tambien una gran version de Separate ways de Journey, que seria de lo mejor del concierto que cerrarian con el comentado Carry on con las fuerzas de la voz demasiado mermadas para haber sido una actuacion de poco mas de media hora. Demasiado poco para la mucha gente que esperaba bastante mas de una voz mitica. Llegaba el momento esperado EDGUY hacian su aparicion frente a dos telones que generaban una ilusion optica muy interesante. Un castillo de fondo y en primer plano la cara del Cristo protagonista en la portada de Tinnitus Sanctus. Con Tobias vestido con una casaca y unos pantalones imposibles, bailando con pose hard rockera, abrian con Dead or Rock, uno de los mejores temas de su ultimo disco, que les aleja de la senda mas power y les introduce en unas tesituras en las que el pequeno cantante parece estar mas a gusto. La salida en tromba de la banda se veia refrendada por Speedhoven tambien un tema de Tinnitus Sanctus y donde la voz de Tobias comenzo a mostrar que en los tonos mas altos le cuesta, tiene que sobreponerse al muro de sonido que Jens y Dirk montan con sus guitarras. Aun asi el tema volvio loco al personal, tanto en sus partes mas agiles como en el medio tiempo interno. El cambio en el set lists que hasta ahora estaban interpretando se produjo con la incorporacion de dos temas muy queridos en nuestro pais, Tears of Mandrake y Babylon, acompanado por innumerables coros y por caras de autentica felicidad en el publico. La voz de Tobias seguia resintiendose, pero el recurso de hacer cantar y corear al respetable es algo que los alemanes manejan perfectamente y gracias a ello pudo mantenerse en un nivel aceptable. Hasta que llego Pharaoh. Uno de los temas mas complejos que EDGUY han construido nunca, fantastico en su interpretacion, pero muy exigente vocalmente, llevo a que los problemas de Sammet fueran mas que evidentes. Se sobrepuso, sin duda. Pero hubo un momento en que mas de uno dijo se acabo, se rompio. El respetable pedia Avantasia, pero el propio Tobias se encargo de dejar claro que eran EDGUY los que estaban alli y dejar con las ganas de escuchar alguna cancion del mitico disco. Aun asi la entrada de Ministry of Saints fue bastante celebrada, seguida de un solo de bateria que poco aportaba salvo el descanso del vocalista. Descanso que le pasaria factura en Pride of creation, cantada de forma horrible, fuera de tono y muy desafinada. Algunos llegamos a pensar que el concierto podia entrar en una cuesta abajo insalvable, pero el trabajo de los musicos y el pundonor de Tobias levanto la actuacion con un impresionante The Headless game y ganandose la simpatia del publico a base de vacilar a conciencia al bueno de Dirk Sauer. De lo que no cabe duda es que Tobias Sammet es un frotman excelente. Simpatico, divertido, incluso sobreponiendose a un golpe que dejo marcada su cara y que tenia que doler de verdad, no dejo de dar todo lo que pudo. Save me no quedo perfecta, pero tuvo momentos algidos y la locura llegaba de nuevo al publico con Superheroes Aun quedaba tiempo para los bises, Out of Control, una correcta
version de Lavatory love machine en la que la participacion de toda la sala volvia a ser crucial y finalmente el cierre con King of Fools, convertida en un clasico del grupo y en la que el sufrimiento de Tobias ya resultaba dificil de esconder. Aun asi no perdio el buen humor, haciendo reir a todo el mundo con sus chistes y perfectamente acompanado por uno de los mejores combos que pueden verse actualmente. El sabor final que quedaba al salir de la sala era, pues, agridulce. Un concierto ha de ser siempre divertido. Y eso EDGUY lo hacen a la perfeccion. Interpretan de forma magistral. Pero la voz es tan importante que cualquier fallo, cualquier dificultad, se nota demasiado. Tal vez se le exija mucho a Tobias Sammet, a tenor de sus recursos en estudio, pero no cabe duda de que en directo la voz ya no suena como antano. Una prueba de lo que habiamos podido disfrutar durante las mas de cuatro horas de conciertos era escuchar las opiniones a la puerta de Joy Slava. No han estado mal pero esos H.E.A.T vaya grupazo que vuelvan ya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.