THE CABRIOLETS – AQEEL AND METAL PEOPLE

The Cabriolets han venido a quedarse

Llegar con tiempo suficiente a un lugar antes de que comience el concierto permite ponerse en sobre aviso y, si es a una sala como Moby Dick, donde con un golpe de vista se percibe lo que alli se esta gestando, mejor si cabe. Todo estaba en su sitio. Los instrumentos preparados, y el publico impaciente y dispuesto a entregarse como luego se vio. La noche comenzo con Aqeel Metal People, un grupo que desconocia y que si al principio tan solo me parecio que lo que hacian era un ruido estridente y facilon, terminaron convenciendome. Con un sonido cerca del rock anglosajon y una interpretacion de cuerpo y alma negra a cargo de su vocal, consiguieron, como se dice vulgarmente, meterse a la gente en el bolsillo. Y lo mas dificil, poner a tono y arrancar aplausos y vitores espontaneos de personas que no les han ido a ver como primera opcion tiene mucho valor. Con visitas furtivas a la actuacion de sus antecesores no se hicieron esperar. The Cabriolets lleno el escenario en cuanto les fue posible, es mas, la gente todavia degustaba los ultimos acordes de Aqeel Metal People cuando Bimba nos dejo mudos. Con su peculiar estilo, el semblante androgino, los indispensables tacones y la cara partida con sus pinturas de guerra salio a matar. El repertorio no dio tregua. La consecucion de canciones estaba tan bien elegida que la actuacion fue un abrir y cerrar de ojos. Entregados como nadie mejor que ellos lo podia hacer pusieron al publico en una tesitura dificil de describir. Si al comienzo de la noche todos los que nos encontrabamos alli sacamos nuestro lado mas timido, con The Cabriolets se nos paso todo rubor. La complicidad no es solo una palabra del diccionario, es un vinculo no establecido formalmente entre personas. The Cabriolets es un grupo que muchos echabamos de menos en el panorama nacional, y una vez visto y oido el puesto es suyo. Antes de que comenzase la actuacion de Bimba tenia ciertas dudas con respecto a su voz. Pensaba que su faceta en The Cabriolets era un nuevo artificio, un capricho de alguien a quien se lo han puesto en bandeja. Pero nada mas lejos de la realidad. Si la interpretacion surgio efecto, con toques de humor que desconocia de Bimba, su voz me dejo mudo. Bimba canta, baila y no se la pierdan. La noche me parecio redonda. Tanto Aqeel Metal People, como The Cabriolets, cumplieron su cometido permitiendose dar mas de lo que se les habia pedido, hecho que hay que agradecer porque no todos los grupos, grandes o pequenos, hacen esas concesiones. Correctos, no creo que nadie se esperase lo que luego fue. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.