LORDI – FATAL SMILE – BRANDON ASHLEY & THE SILVERBUGS

Rios de sangre y metal tineron nuestros rostros

Con un cartel tan variadito se preveia una entretenida tarde de domingo, como asi fue, pues lo mejor del carnaval estaba por llegar. Por problemas con las locomociones, del primer grupo, BRANDON ASKLEY THE SILVERBUGS, solo vimos un par de canciones, que a modo de aperitivo, nos sirvieron para apreciar su linea de rock industrial. A las nueve salian FATAL SMILE PRACTICANDO SU GLAM-METAL. Heavy glamoroso que tantisimo exito cosecho en los años 80, con referentes de pelos tenidos y cardados, con claras reminiscencias que nos recuerdan bastante a grupos como SKID ROW y MOTLEY CRUE por parte del vocalista Blade y del bajista Alx, o incluso a POISON manteniendo una actitud mas que digna sobre el escenario. Se mostraron divertidos y muy entregados, caldearon el ambiente y resultaron convincentes. Tras un intervalo demasiado prolongado aparecieron los finlandeses LORDI, quienes a pesar de llevar juntos desde 1991, no fue hasta 2006 cuando saltaron a la fama tras ganar el festival de Eurovision. Alucina vecina Y que han sabido rentabilizarlo renovando y reforzando su aparatosa imagen y potenciando mas aun sus himnos de hard-rock y metal. Su propuesta tiene mas que ver con el espectaculo, denominado como Shock Rock, y cuyo creador fue Vincent Damon Furnier, mas conocido como ALICE COOPER, que con la musica en si, aunque en este aspecto nos sorprendieron gratamente, y para ello salieron envueltos en sus terrorificos disfraces, y dispuestos a darlo todo desde el primer minuto ante el ambiente de euforia y expectacion, sobre todo por parte de los que nunca habiamos experimentado a la banda en directo. Las camaras de fotos echaban humo y Mr.Lordi desenfunda el hacha de guerra y provoca las primeras filas, mientras empieza la descarga They Orly come out at night o Raise Hell dos autenticos trallazos, con un sonido francamente bueno, dando paso al primer momento, cuando aparece en escena un personaje chepudo parecido a Cuasimodo, enganchado por el cuello con una cadena al bajista, el cual desmembraba uno de sus brazos mientras Mr.Lordi entra en contacto con el publico y se dirige a alguien que luce camiseta LIZZY BORDEN, con los que se identifican e incluso da las gracias en castellano. Continuan con Bite I like a bulldog a un ritmo mas pesado y Whos your daddy, nos recuerda mas a A.Cooper. Acto seguido sale lo que parece ser un tecnico a colocar algo en el escenario y es golpeado vilmente por la espalda con el bajo de Ox con una violencia descomunal. Mientras tanto Mr.Lordi se dedica a lanzar confeti de colores hacia la audiencia confirmando su poderio. La banda suena compacta, como una roca en Maskin, y a un ritmo mas pausado y cercano a M.Manson en Lovin dead, la que recrean con una pareja de zombies bailando juntitos en medio del escenario y son ensartados por una lanza que atraviesa sus cuerpos por parte del guitarrista Amen. Atacan con Deadache con claros tintes de A.Cooper, mientras Mr.lordi juguetea con una linterna junto a sus fieles. La entrada de bateria para Bringing back the balls to rock es como una locomotora sin frenos a 200 por hora, poniendo de manifiesto que la cosa no va a parar y ahora es su turno, y es entonces cuando hace acto de presencia un tipo oscuro, alto, siniestro y es decapitado con una espada samurai, y su cabeza ensartada en una de las barras de los extremos de la bateria. Suena entonces Monster monster otro autentico canonazo para nuestras orejas y Mr.Lordi aparece en escena con un cubo de plastico del que asoman restos humanos, coge un brazo con el que aprovecha para sobetear a Ox por sus partes nobles, rascarse algunas partes de su propio cuerpo, e incluso saludar a la concurrencia. Y para Wake the snake una especie de sierra electrica con la que lanza chorros de un liquido rojizo, dejando que rios de sangre y metal tineran nuestros rostros en esa sangria colectiva. Llega el turno del Dr.Sin y colocan una mesa sobre la que hay un especimen al que diseccionan diferentes organos, para comerselos en una autentica orgia canivalesca. Tambien aparece ese libro gigante del que se desprende una espesa humareda amarillenta, y Mr.Lordi despliega sus gigantescas alas de murcielago gigante, que se despliegan a su antojo consiguiendo un habil efecto. En el final no podia faltar ese himno que les llevo a ganar el susodicho festival hard rock hallelujan. La puesta en escena es macabra, divertida y al limite del exceso, logrando una comunion directa con sus fans en un ritual que bandas como KINK DIAMOND, GWAR, KISS, M.MANSON, SLIPKNOT o ROB ZOMBIE inmortalizaron hace algun tiempo en un autentico freakshowy es que ya lo decia H.P.Lovecraft el miedo es una emocion por mucho que la gente no quiera verlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.