ALEXANDER TURNQUIST – ERIC CARBONARA – ALBERETO

Deliciosa cercania

Me gustan los conciertos en la sala Picnic, mas por la cercania y la sensacion de que los artistas tocan en el salon de tu casa, que por las caracteristicas propias de la misma, que no son nada fuera de lo comun. En esta ocasion, un cartel triple nos ofrecia la posibilidad de ver a dos genios de la guitarra y a un cantautor local de lo mas peculiar. Abrio ALBERETO, que no pasara a la posteridad por ser el cantante de voz mas afinada de la historia, pero que sin embargo si que es uno de los que tiene algunas letras mas interesantes que haya oido en los ultimos tiempos. La mezcla musical entre jota y cancion popular callejera acaba resultando y cuando escuchas lo que dicen canciones como Regla de oro, Amor morrocotudo, Capto y corto o Todos tenemos razon, acabas disfrutando. A ver cuando saca su primer disco. A continuacion le llego el turno a ERIC CARBONARA, musico de Philadelphia, que venia a presentar su disco Exodus Bulldornadius, editado por Locust Music, en el que explora todas las posibilidades que le ofrece la guitarra de seis cuerdas. Fue lo mas parecido a un clinic de guitarra flamenca con alguna que otra influencia hindu. Presento un tema que aparecera en una recopilacion del sello Septiembre Recuerdos y nos dejo momentos de belleza plastica inenarrable. Por momentos se te encogia el corazon entrando en el mundo al que te transporta el barbudo compositor. Para rematar la jugada, un chico que tiene pinta de no haber roto un plato en su vida, ALEXANDER TURNQUIST, afincado en New York y que con su disco de debut, Faint At The Loudest Hour ya esta empezando a dar que hablar. Resulto mas variado que su predecesor por usar indistintamente guitarras de seis y doce cuerdas ademas de contar con el concurso de su ordenador para algun que otro pregrabado que anadia multitud de matices a sus composiciones. Increible ver el movimiento de sus dedos mientras acaricia las cuerdas de su guitarra. Su penultima cancion, fue el momento mas magico de la noche para un servidor. Y asi, poco antes de la medianoche que separaba el lunes del martes, nos volvimos a casa con la sensacion de haber asistido a unas actuaciones para disfrute del alma contraposicion con aquellas que sacian las ganas de hedonismo inherentes a la condicion humana. Como ven, hay tiempo para todo en esta vida y mas en una ciudad como Madrid, donde hay pequenos promotores en este caso, Quesopantalones que son capaces de acercarnos este tipo de propuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.