JOSÉ GONZÁLEZ – EL CHICO CON LA ESPINA EN EL COSTADO

Sold Out para una doble sesion de cantautores

Pues si, aunque parezca mentira, la gente lleno Joy Eslava para ver a dos musicos acompanados de una guitarra acustica. Quien nos iba a decir en pleno siglo XXI que todavia nos interesariamos por este tipo de artistas Supongo que en estos tiempos de crisis, la cercania de un cantautor toca la fibra mas sensible de las personas y es mas facil conectar con el universo personal de estos prestidigitadores de la voz y la guitarra.   De hecho, la presencia de EL CHICO CON LA ESPINA EN EL COSTADO fue una sorpresa para muchos de los que alli estabamos, incluso para el artista yo me entere ayer de que iba a tocar aqui. El barcelones afincado desde hace unos meses en la capital, aprovecho su media hora, sobreponiendose al murmullo de fondo que hubo durante su actuacion, gracias a una buena comunicacion con el publico y con varios temas que lograron conectar con las primeras filas.   La espera posterior fue bastante larga, con cabreo del publico incluido, pero parece que la aparicion de JOSe GONZALeZ fue un balsamo perfecto para todos. Lo fue, porque por una vez se consiguio un silencio casi absoluto y no como le ocurrio hace un año y medio en la sala Heineken, y tambien porque la musica del sueco de padre argentino realmente cautiva.   Es cierto que visto una vez, visto todas, ya que el minimalismo del escenario y el espectaculo un telon de fondo y un pequeno atril para que se siente el artista, impide una buena interaccion con el publico y mas si como ocurre en el caso de Jose Gonzalez, apenas dirige palabra al respetable, a pesar de poder expresarse en espanol a la perfeccion. En esta ocasion uso al tecnico de la mesa de sonido en un par de momentos como trompetista invitado, pero durante el resto de la actuacion setenta y cinco minutos con dos tandas de bises incluidos el solo se basto y se sobro.   Sin nuevas composiciones que mostrarnos, baso su repertorio en los temas de sus dos discos publicados hasta el momento, Veneer y In Our Nature con especial predileccion del publico por temas como How Low o Down The Line, aunque yo me quede por encima de todas con Cycling Trivialities, por inesperada y porque es una de mis preferidas. No faltaron tampoco sus personales revisiones de clasicos como Teardrop de Massive Attack o Love Will Tear Us Apart de Joy Division, que cerro definitivamente el concierto.      Fue raro que no apareciera Heartbeats, como si se hubiera cansado de la cancion de The Knife que le dio a conocer al mundo, pero en cualquier caso, logro cautivarnos en varias fases de la actuacion. Esperamos con ansia su nuevo disco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.