CLEM SNIDE

Irregular actuacion ante una sala a rebosar

Que habia ganas de ver a Eef Barzelay bajo el nombre de CLEM SNIDE es un hecho demostrado por el sold out que vivimos en el Moby Dick, mostrando que muchas veces el pasado vende, y que sus esfuerzos por destacar en solitario con dos meritorios trabajos, no han calado tanto como lo hiciera su banda. Aprovechando que por fin ha salido a la venta Hungry Bird, un trabajo acabado hace tiempo y que fue el detonante de la separacion temporal de la banda. Eef Barzelay es un tipo simpatico y sin duda que lo demostro durante la noche, ya que hizo de sus constantes afinaciones, momentos entretenidos con gracias y comentarios para que no se nos hiciera larga la espera entre tema y tema, pero precisamente esto fue uno de los lastres del concierto, la irregularidad y la falta de ritmo. Acompanado de bateria sacado de alguna gasolinera de Nashville y bajo, se erigio en autentico protagonista de la velada, como no podia ser menos. Sabedor del poco tiempo que lleva el nuevo disco en la calle apenas un mes y medio y viendo que la sala estaba a reventar hacia tiempo que no veia el Moby tan lleno, tiro en la parte inicial de buena parte de sus clasicos como Lets Explode, Tuesday, October 24th, Yip,Jump Music de su primer disco y tributo particular a su idolo, Daniel Johnson, Something Beautiful o un tema que aparecio en la banda sonora de la pelicula Rocket Science, Fight Song Melodies. Casi sin darnos cuenta, con las notas de Ice Cube se despidieron por primera vez tras apenas cuarenta minutos sobre el escenario. El regreso fue inminente, con Eef en solitario sobre las tablas durante un par de temas, antes de que le acompanaran de nuevos sus dos companeros. Aqui aprovecharon para soltar alguna pieza nueva mas como Our Time Will Come o Me No, pero la cosa no logro recuperar el ritmo lento que llevaba. De hecho, me sorprendio que accedieran a realizar un segundo bis ante la escasa peticion del publico, pero aqui al menos atendieron a una peticion, Mike Kalinsky, logrando cumplir con los setenta y cinco minutos esperados, pero logrando convencer tan solo a los mas fervientes seguidores. Tienen temas y carisma para exigirles mas de lo ofrecido. Una mala noche la tiene todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.