FISCHERSPOONER

El lado mas hedonista del mundo del espectaculo

Pues si, como si del legendario programa de Jose Luis Moreno se tratara, asi pasamos la noche del sabado con FISCHERSPOONER, de fiesta. La demora de cerca de cuarenta minutos al menos amenizada con musica sobre la hora prevista del inicio de actuacion hizo que empezaramos con cierto recelo el concierto, pero en cuanto vimos aparecer a cuatro bailarinas, al sustituto de Warren Fischer tras el ordenador Ian Pai y a un tenido de rubio Casey Spooner, nos olvidamos de todo, incluso del lamentable concierto que protagonizaron en la edicion del 2007 del FIB Heineken. Tampoco es que su reciente tercer disco, Amusement sea un dechado de virtudes, pero la verdad es que en directo, la eleccion de los temas del repertorio y el orden de los mismos resulto perfecta. De hecho durante la primera hora apenas hubo respiro, el que se daban Spooner y sus bailarinas en cambiar de traje, con dos percheros a su disposicion en el escenario. Asi paso de una enorme bombilla humana como la de la portada del disco durante Happy hasta vestir chaquetilla de torero. Toda la actuacion resulto vertiginosa, con proyecciones de fondo de lo que parecia el casting de bailarinas y el ensayo de coreografias, que calcaban lo que veiamos en el escenario. La gente se volvio loca con Emerge y con Cloud y el grupo nos dio algo de descanso tras The Best Revenge y su salida del escenario. A la vuelta, tuvimos monologo del vocalista, hablando de lo contentos que estaban de visitar Madrid por primera vez y sobre los cliches del mundo del espectaculo. Lo cierto, es que a pesar del paron, no se perdio el ritmo, ya que Never Win y We Are Electric resultaron de lo mas entretenido. Parecia que ese era el final, pero con musica de Debussy de fondo, los artistas decidieron lanzarse al publico para nadar hasta la mesa de sonido y regresar al escenario para un ultimo regalo, We Need A War, compuesta contra el anterior presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, y dedicada a su amiga, la fallecida escritora Susan Sontag. Si hubiera durado algo mas, hablariamos de un concierto sobresaliente. Se quedo en un meritorio notable alto, mucho mas de lo que hubieramos imaginado a priori. Conciertos desenfadados y entretenidos, son necesarios de vez en cuando. Cumplio a la perfeccion dicho cometido. Setlist. Amuse Bouche,Happy,Get Confused,A Kick In The Teeth,Money Cant Dance,Supply And Demand,Danse En France,Emerge,Cloud,Fucker,Sweetness,The Best Revenge,bisNever Win,We Are Electric,We Need A War.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.