TARJA

Sola o acmpanada no deja inquieto a nadie

Tarja Soile Susanna Turunen Cabuli, aquí más conocida cómo Tarja Turunen, y por haber sido la vocalista de Nihtwish, con quienes grabó seis discos de estudio entre 1996 y 2005, hasta ser expulsada del grupo, según estos por sus actitudes de codiciosa y diva, algo que ella lógicamente se encargó de desmentir.

Nació en la ciudad finlandesa de Kitte, un 17 de Agosto del 77; es decir que tiene 32 “takos” muy bien aprovechados, pues con tan solo 6 añitos comenzó a estudiar piano, y a los 18 canto clásico. Formó parte del coro Savoneina Opera Festival interpretando arias de Wagner o Verdi. Participó en el 2000 en la clasificación holandesa de Eurovisión, obteniendo el segundo puesto y recorrió Europa con un repertorio de temas navideños de Sibelius, Mozart o Bach. En lo relacionado con el metal, ha trabajado en el proyecto del bajista argentino Beto Vázquez Infinity (ex – Nepal), en el single del cantante y guitarrista alemán Martin Kesici, o en el disco de su hermano Timo Turunen, entre otros.

Dentro de la gira Final Storm, visitaba la península ibérica por segunda vez este año, la primera fue el pasado 26 de Junio en el Metalway de Zaragoza, pero con algunas diferencias, pues no comparecieron con ella los músicos anunciados, ni Maria Ilmonieni, ni Dugh Wimbish, ni Kiko Loureiro, aunque eso fuese lo de menos…¿o no?…quienes fueron sustituidos por Christian a los teclados, Oliver Holzwarth (Blind Guardian) al bajo, y Alex Scholpp (Farmer Boys) a la guitarra, que no destacaron especialmente, y quién si lo hizo fue Mike Terrana, tras esa mampara transparente, y ese pedazo de batería, ejecutando un set serio y contundente, y también Max Lilya (ex – Apocaliptica) con el cello, aportando contenidos bucólicos.

Pero es la aparición de Tarja en el escenario, con un vestido largo y negro, la que hace echar chispas en los móviles y pone las cámaras a pleno rendimiento. Para comenzar “Enouhg” y “My little phoenix”, ambos temas pertenecientes a su segundo disco My Winter Storm, del que tocaron hasta 14 piezas, continuaron con un recuerdo a su ex – banda Nightwish con “She is my sin”, un gran tema de power metal, de su Wishmaster del 2000, seguido por “The seer”, un precioso tema cuya grabación en estudio cuenta con la voz de Doro.

Después de interpretar “Minor heaven”, Tarja apareció envuelta en blanco con capucha y velo incluido, para interpretar el hit “I walk alone”, curiosamente bajo un concepto oscuro y místico. Momento para el lucimiento por parte de Mr.Terrano, para dar un respiro a la bella dama y continuar con “Ciaran’s well”, “Lost Northern star”, o la pegajosa versión del tema “Poison” de Alice Cooper.

Algo muy de agradecer es que se dirigió continuamente al público en castellano correcto, pues está afincada en Argentina, y además de fines, que viene de serie, habla en alemán e inglés.

Nuevo cambio de vestuario (hasta en cuatro ocasiones) encorsetada en morada esta vez, ofreció otro tema de Nightwish de su disco Once de 2003 titulado “Nemo”, y se despidió con una balada un tanto pesada y algo triste “Sing for me”.

Volvió a aparecer, ahora con vestido largo y escotadísima, para plantarse en mitad del escenario e interpretar sola con un teclado “Oasis” y completar el set con otro recuerdo de sus ex “Deep silent complete”, genial tema dedicado a los océanos y único single extraído del Wishmaster del 2000, y culminar con “Die alive” sellando una velada mágica con presencia angelical de una Tarja amable, simpática, sonriente, entregada y dispuesta a seguir obsequiándonos con gratos momentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.