DIANA KRALL

Jazz de terciopelo en Bilbao

Diana Krall esta de gira mundial, y en esta ocasion nos tocaba su visita. El hecho de ser un lunes festivo, y por otro lado, lo exagerado de los precios, hicieron que el Palacio Euskalduna registrase media entrada. Aun asi, con la excelente acustica, unos asientos muy comodos y el diseno del lugar nos ibamos a olvidar muy pronto de ese tema. La senora Krall salio puntual, con un vestido morado de gala y unos taconazos de quitar el hipo, como una autentica estrella. Se sento al piano, y junto a la excelente banda que la acompana, comenzo a tocar un tema con ritmo trepidante y acelerado, digamos que para entrar en calor. Impresionaba verle pisar los pedales del piano con semejantes tacones, eso tambien requiere mucho arte. En un escenario tan grande como el del Euskalduna, Diana Krall opto por aglutinar a los tres miembros de la banda junto a ella, dando asi una sensacion de austeridad y sencillez. Tanto el guitarrista, como el contrabajo y bateria, demostraron desde el inicio una total consonancia con la artista canadiense, eran un equipo y sonaban de cine. En Lets Fall In Love, se giro y canto la cancion mirando al publico, con esa delicadeza innata que la caracteriza. Con So Nice, comenzo a descubrirnos las bazas de su ultimo disco Quiet Nights, en el que se respira la sensualidad de Brasil por todos los costados. Diana presento a su banda y nos comento que le habia encantado Bilbao, ya que disfruto del dia junto a sus hijos, que se lo debieron pasar en grande. Asi, como era el dia de accion de gracias en Canada, con toda la educacion del mundo, la mujer nos agradecio la estancia. En Ive Grown Accustomed To His Face, acaricio el piano y nuestros oidos con una balada dedicada a su marido, el musico Elvis Costello. Una delicia de cancion, de las que pide ser bailada, para crear momentos eternos. Walk On By, una version del gran Burt Bacharach, fue otra pieza de su nuevo trabajo, en la que clavaron los cambios de ritmo, mostrando que vienen ya rodados. Enlazaron con el clasico Cheek To Cheek, de Irving Berlin, que inmortalizo en su dia Fred Astaire. Comenzaron muy suave para ir acelerando, cada vez con mas intensidad, pero el tema lo alargaron en exceso, con un solo de contrabajo totalmente prescindible. Una preciosa introduccion de piano nos sumergio en Narrow Daylight, un tema tranquilo y alejado del jazz, en el que Diana nos encandilo en la forma en la que ella lo hace. Esta claro que no golpea directo al alma como lo hacen otros artistas. Su estilo es quizas mas superficial, pero la conversacion de sus dedos con las teclas del piano y la dulzura de su voz, poco a poco nos van atrapando, ahi esta su secreto. Quiet Nights y la version de Nat King Cole Frim Fram Sauce marcaron la recta final, y el bis fue la conocidisima cancion de Bossa Nova The Boy From Ipanema, de Vinicius De Moraes y Antonio Carlos Jobin Garota de Ipanema, que ha incluido, como no, en su nuevo disco. Y asi, con hora y media de concierto, se despidio y se marcho, sin mas, dulce, sobria y elegante como es ella. Setlist. I Love Being Here With You , Lets Fall In Love , So Nice , Ive Grown Accustomed To His Face , I Was Doing Alright , Walk On By , Cheek To Cheek , Narrow Daylight , Quiet Nights , Frim Fram Sauce , Bises. The Boy From Ipanema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.