ENTREVISTA A LOS CORONAS

Claros y concisos

No se me ocurre peor manera de empezar que preguntar por el nombre del grupo, así que allá va: cuando decidisteis llamaros LOS CORONAS ¿teníais ya claro que os correspondía el trono del surf español, estabais tratando de fomentar la simpatía mexicana a través de su cerveza o fue simplemente por ser monárquicos de toda la vida?

Fue por la opción que te faltaba, por la ciudad Californiana de Corona, donde se trasladó la fabrica de Fender en el 84 desde la antigua y mítica de Fullerton. Queríamos un nombre en castellano y que tuviera que ver con las raíces de la música surf y Los Coronas cumplía todos los requisitos. Una mezcla del rollo californiano y del hispano-mexicano.

Otra pregunta tonta: me imagino que el motivo de crear el grupo, como el del resto de grupos con los que tocáis, es que siempre os queda algo de tiempo libre y nada mejor ni más divertido que montar otra banda, ¿no?

Eso por una parte, pero sobretodo es por seguir entregándonos a nuestros gustos musicales y atarnos cada vez mas a tocar y menos a llevar una vida demasiado convencional. La verdad es que la falta de tiempo libre es lo que mas quema a algunos de los músicos son los que tocamos, sobretodo porque hay una parte de nosotros que quiere estar todo el día tocando, grabando y viajando y hay otra que prefiere estar en casa sentado en el sofá viendo documentales de batracios.

Al principio, había gente que os iba a ver por ser los Sex Museum sin el cantante, y se encontraba algo completamente distinto y probablemente muchos aprendieron ahí lo que era el surf y desde entonces lo disfrutan. ¿Consideráis que abristeis, o al menos recuperasteis, un camino para este estilo en España?

Si, cuando empezamos – en el 91 – no había nada parecido, ! ni remotamente parecido ¡ Con el tiempo llegó Tarantino y el estilo fue haciéndose mas popular, pero los primeros años el surf que tocábamos estaba tan fuera de onda o de moda que parecía que estuviéramos tocando música tradicional de Uzbekistan. Los Españoles nunca nos solemos adelantar a las modas musicales, somos mas de copiar, y cuando lo hacemos despista tanto que no llamas ni la atención.

Recuerdo hace casi quince años, viendo la presentación del primer LP en Moby Dick; un amigo aún conserva el vinilo firmado de ese día. ¡Qué tiempos!
¿Cómo recordáis aquella época? ¿Creéis que habéis cambiado mucho?

Muy bien, era una época muy divertida. También complicada por lo difícil que resultaba hacer entender una propuesta como la nuestra al resto del grupo – bajista y batería -, a la gente de la compañía de discos, a la prensa… A la vez era un reto conseguir mantener la atención del público durante todo un concierto instrumental, no estaban acostumbrados y la crítica que mas nos hacían era que se hacía demasiado largo, que a ver si metíamos un cantante para hacerlo mas entretenido. Cuando llegó Pulp Fiction todo cambió, se dieron cuenta de que el estilo musical era así, que no es que nos hubiéramos vuelto locos. Desde entonces todo ha cambiado mucho, gracias a Tarantino e internet el rollo surfero se ha extendido por todo el mundo y se ha convertido en algo popular y en crecimiento. Incluso en España, donde ha tardado mas que en otros países, pero que por fin se va extendiendo.

Por cierto, ¿vender discos en los conciertos os ha funcionado mejor que la distribución convencional en las tiendas, o es algo que al principio era distinto a como es ahora?

Desde el principio apostamos por vender nuestros discos en los conciertos y siempre nos ha funcionado bien. Con las compañías y las distribuidoras siempre hemos tenido problemas, y eso va en aumento. Nuestra forma de crecimiento es muy lenta y casera, pero muy controlada a la vez. Podemos contar con lo que vendemos en directo, pero no con lo que venden las distribuidoras, casi nunca pagan lo que vendes o quiebran, o desaparecen… Son los últimos intermediarios que nos dan por saco y por eso preferimos que la gente vaya a los conciertos si quieren conseguir los discos. Lo siento por las tiendas, sobretodo las pequeñas, pero las distribuidoras suelen hacer muy mal su trabajo y al final siempre lo pagamos los grupos independientes pequeños.

Bueno, vamos al presente, que es lo que tenemos encima: ahora mismo ¿sois un feliz cuarteto rodeado de colaboradores, habéis integrado algún miembro fijo últimamente, o con esto de la familia no se sabe nunca bien cuántos somos en total en casa?

Ahora somos cinco, la trompeta está totalmente integrada, aunque puede haber cambios en cualquier momento. La cosa va muy bien, pero esto es así por temporadas, de pronto la mitad de los músicos del grupo se convierten mercenarios y se van a tocar con otras bandas que les pagan mejor . Y así llega otra temporada de zozobra. Aunque esto no es nada nuevo y ya hemos salido de esto montones de veces.

Con los cambios en la formación, ha habido cambios también en los instrumentos. Uno que al principio no usabais y luego habéis incorporado con estupendos resultados es la trompeta. Parece que llegó para quedarse, ¿o eso es algo que el tiempo dirá?

Ya te digo que por ahora la trompeta está perfectamente integrada, pero no sabemos lo que durará. Por ahora funciona y nos encantaría seguir contando con el sonido que nos da porque nos ha abierto caminos nuevos y el sonido que conseguimos con ella es bastante personal.

A mi personalmente me parece que el sonido de la trompeta da un toque más soleado, más cálido ¿a lo mejor también por eso los mexicanos os han cogido tanto cariño (y perdón por lo de coger…)?

Si, por esa mezcla de sonido de pasodoble viejo convertido en r’n’r contemporáneo de claro sabor hispano o de “llamada a degüello” mexicana de spaghetti western. Gracias a la trompeta nos hemos tirado a un lado mas latino y eso nos ha diferenciado de cualquiera de las otras bandas surferas que andan dando vueltas por el mundo. En el momento que hemos derivado a un sonido mas personal hemos crecido, especialmente fuera de España. Eso si, aunque hayamos metido un trompetista en la banda, seguimos rockeando bastante duro y sin concesiones.

También os conocen bien por los USA ¿Cuántas veces habéis estado ya allí y de cuál tenéis mejor recuerdo?

Hemos estado solo una vez, este año en Austin, y esperamos que la cosa se repita y crezca. Aunque solo sea por seguir viajando sin parar.

Se comentó que un miembro destacado de una importante familia de allí (de la ficción televisiva y de la realidad musical) os hizo una oferta. ¿Era de las que no se pueden rechazar?¿En qué quedó la cosa con Steve Van Zandt?

Aún estamos dándole vueltas al asunto. Nos apetece trabajar con él, pero también crecer y hacer las cosas a nuestra bola. Llevamos haciendo las cosas de forma independiente desde el principio, licenciando los discos a compañías independientes pero conservando las propiedad de las grabaciones, pero el quiere comprarnos todo lo que hemos grabado y que todo nuestro catalogo pase a ser suyo. A mi personalmente me da vértigo, solo estoy dispuesto a licenciarlo, pero no a perder la propiedad de algo que considero mío. Ya veremos porque ahora sacamos el disco en varios países y hay que decidir a ver con quien lo hacemos en EEUU.

Para finalizar, sorprendernos con vuestros planes de futuro…

Tenemos muchos planes en la cabeza, pero aún hay que darles forma y decidir a ver que hacemos. Es una época de crecimiento a lo bestia, sobretodo fuera de España, a ver si no se nos va de las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.