WILLARD GRANT CONSPIRACY – DOGHOUSE ROSES

Musica con mayusculas

Asistir a un concierto de Robert Fisher co, o lo que es lo mismo, WILLARD GRANT CONSPIRACY, significa siempre olvidarte del mundo terrenal por un tiempo y disfrutar de la pureza y la belleza de una musica profunda como pocas. Mas aun en un escenario como Moby Dick, muy dado a conciertos intimistas en los que un buen sonido y un ambiente acogedor son de capital importancia. Esta vez vino acompanado por DOGHOUSE ROSES, que hicieron las veces de teloneros primero solo con guitarra acustica y voz, desmenuzando los primeros cortes preciosistas de la velada para mas tarde formar parte de la alineacion de WILLARD GRANT CONSPIRACY junto a un violinista y al propio Fisher, esta vez sin esa barba tan caracteristica en el. La excusa esta ocasion era la presentacion del disco Paper Covers Stone, una mezcolanza de canciones nuevas asi como de viejos cortes reinterpretados desde una perspectiva diferente. Con la crudeza de 2 guitarras y violin sin mas, comenzo el repertorio con parte de estos temas reenfocados, como Fare Thee Well o Soft Hand cancion muy poppie en palabras de Fisher, pero sin olvidar cortes de discos anteriores como Dance With Me o la siempre conmovedora The Trials of Harrison Hayes. Sin embargo, el punto algido del show vino de la mano de la antiquisima Ballad Of John Parker cantada totalmente a capella y acompanada por un silencio sepulcral en la sala, que rompio a aplaudir largo y tendido al final. Una maravilla poder disfrutar asi de la voz grave y rasgada de Fisher. Tras ella, vendria algun corte antiguo mas, como Day Is Passed And Gone, y, para tristeza de muchos, y con solo 60 minutos de actuacion, Fisher nos decia adios con un mini discurso, comentando que WILLARD GRANT CONSPIRACY consta de nada menos que 44 musicos de ahi la diferente formacion en cada gira y expresando su hastio por el paripe de los bises. Asi, se despidio sin posibilidad de regreso con Lady In The Snowline y nos dejo a los alli reunidos como mucho 150 almas, desgraciadamente, con ganas de mas musica de la de verdad, de esa que no abunda tanto hoy en dia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.