PEREZA

Dos horas de folk, sexo, drogas y rock and roll

La cita era a las 21.00 pero eran las 20.00 ya no cabia un alma dentro del Teatro Circo Price. Con puntualidad inglesa, a las 21 en punto asomaron sus caras por el escenario los chicos de 84 la ultima apuesta del sello Movistar y protegidos de Pereza. Muchas guitarras rockeras detras de letras enamoradizas hicieron las delicias de los presentes. Mucho desparpajo y mucha carnita y tongoneos causaron la euforia colectiva. En las mentes de todas las ninas presentes pululaba este pensamiento. Si no caen los de Pereza tambien puedo intentar ligarme a los 84. Terminan los 84 dejandonos a todos un poco acalorados ya de tanto meneo. Salir a comprar un algo y fumarse un cigarrito a la espera de los perezosos. A las 22 en punto se apagan las luces del teatro de nuevo y se oye una voz que nos recuerda a que empresa telefonica nos deberiamos afiliar si queremos seguir disfrutando de estos dos maromos y de sus pupilos. Inmediatamente de ser mentados aparecen sobre el escenario la tan esperada pareja, pelo alborotado, envueltos en negro de pies a cabeza y con esos pantalones pitillo que nunca sabremos como logran meterse dentro de ellos. Miles de ojos expectantes se dirigen hacia el escenario cuando el duo madrileno enciende una gran lampara roja con borlas colgando, dispuesta en medio del escenario. el espectaculo ha comenzado. Las luces rojas del escenario y las alfombras arabes que recubren el suelo del mismo nos dan la impresion de encontrarnos dentro de un cabaret frances. LEONES, de su mas reciente disco Aviones, fue la elegida para abrir el show. Luego, retrocediendo a los grandes exitos desfilaron una tras otra, COMO LO TIENES Tu, ANIMALES, YO NACi PARA ESTAR EN UN CONJUNTO y ESTRELLA POLAR. Tanto viejas como nuevas, todas las canciones, TODAS fueron coreadas por todos los presentes. Retomando el nuevo disco, sonaron ESCUPE y una preciosisima 4 Y 26 con un Leiva entregado al banyo. Una AMELIE de reminiscencias calamarescas, seguida por aquel edificio que, en su momento sirvio de inspiracion para el corazon tambien en llamas de Leiva. WINDSOR. Sigue el set con otra de las canciones nuevas, pero ahora a la voz de Ruben, con su caracteristico tono folk casi inexistente en discos anteriores. PIRATA. Las influencias musicales de Pereza saltan a la vida pero ellos mismos se encargan de recordarnoslas. Para ello nos regalaron un preambulo del estribillo de la cancion de The Beatles We can work it out que puso los pelos de punta a todos, a pesar de que la mayoria de losas presentes no tuviesen ni idea de que era exactamente lo que sonaba. Con este precioso preambulo arrancaron con sus BEATLES. Luego un LLeVAME AL BAILE donde presumieron de pianista y saxofonista que por unos minutos captaron hacia ellos todas las miradas. A pesar de ese tono tan folk que tiene este nuevo disco Aviones casi inexistente en sus anteriores discos, el ambiente estaba sumamente caldeado cuando sonaron los primeros acordes de VIOLENTO AMOR. Despues de varios meses girando por Espana y Argentina, ahora volvian a su casa, a MADRID, los siempre gatos de LADY MADRID. Si hasta ahora ya habian conseguido quedarse con nosotros, despues de oir MARGOT, APROXIMACIoN, POR MI TRIPA y TODO lograron que fueramos totalmente suyos mas bien suyas por la ingente cantidad de pubertas que gritaban freneticas cada vez que recibian una mirada de la pareja. Con estos saltos repentinos del presente al pasado y viceversa ahora caemos de nuevo en los Aviones haciendo QUE PAREZCA UN ACCIDENTE. Un accidente no, pero una tragedia podria haber pasado si la multitud de GRUPIS realmente hubiesen conseguido colarse en el camerino de estos dos. Alli parecia haberse acabado todo, lanzando las guitarras por los aires y haciendo un amago de striptease al ritmo del clasico Pretty Woman, se fueron sin despedirse dejando miles de corazones rotos y desconsolados sobre el suelo del Teatro Circo Price. Falsa alarma, despues de una corta espera volvieron al escenario con CHAMPAGNE cobrando por fin sentido el aspecto cabaretero del escenario. Siguiendo la onda de breves homenajes, un Stand by me sirvio de preambulo para la melodiosa ESTa LLOVIENDO. Ya casi con el panuelo de lagrimas entre las manos nos sueltan un PIENSO EN AQUELLA TARDE y vuelven a irse dejandonos aun a mas desconsoladosas y a la espera de mas. Finalmente un Tuli saxofonista con media de nylon en la cabeza y pistola en mano se marca un tiroteo para luego recibir al duo madrileno que, con panuelos sobre la cabeza, gafas de sol y cigarrillo en mano amenazaban al SEnOR KIOSKERO y a todo el que se les pusiese por delante. Mejor cierre imposible, SUPERJONKIES fue el broche de oro para estas dos horas que se saldaron con el recuerdo de buena musica y muchos corazones rotos, con dos prodigios de las guitarras y a la vez dos romanticos de la cancion Aunque vayan de tipos duros por la vida. Mama estoy enamorada de dos estrellas del rock and roll

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.