OVERKILL

Ironbound

El Trash Metal old school, ochenteno o como quiera llamarse esta de nuevo en buena forma. El regreso al estilo de METALLICA y el lanzamiento el año pasado de TESTAMENT, ambos de muy buen nivel y el magnifico disco de MEGADETH de este año se completan con la cuarta pata de una mesa que parece indestructible: OVERKILL. Todos tienen en comun haber abandonado flirteos mas o menos exitosos con otros subestilos que en los noventa vinieron a modificar ciertos parametros del genero. Abandonados los rapeos y la agresividad sin control, las bandas clasicas vuelven a hacer lo que mejor saben: un metal pesado, profundamente agresivo, pero de melodias sobrecogedoras. Es el caso de este Ironbound. Se abre el disco con una inquietante intro, que da paso a lo que seran diez cortes soberbios, con guitarras cabalgantes que recuerdan a los mejores momentos del metal. Desde el largo primer tema, The Green and Black, muestario de todas las potencialidades del grupo, hasta The SRC, que cierra el disco de manera bestial, no encontramos ninguna cancion que pueda descartarse. Las hay condenadamente rapidas, como ese aguijon guitarrero del comienzo de Ironbound o la mas Heavy (como si hubieran resucitado los JUDAS del Painkiller) de Bring me the Night, con ambientales inicios como The Goal is your Soul o The Head and Heart, y, por supuesto, directamente trahers a la vieja usanza, al estilo de Endless War, que demuestra de refilon el peso que tuvieron BLACK SABBATH en todo genero metalico. La banda esta en forma, sin duda. Bobby Ellsworth suena estupendo, desde los guturales de The Head and Heart hasta los matices de Killing for a Living, si acaso algo sepultado a veces por las enormes guitarras de Dave Linsk y Derek Tailer. La bateria de Ron Lipnicki esta en su punto, sin ejercicios de virtuosismo masturbatorio, pero sin cedes a la planicie tantas veces habitual del estilo y el bajo de Carlos Verni refuerza la solides petrea de la banda. Una leccion de como puede realizarse un disco con sonido retro, esencialmente dentro de un estilo ya creado (entre otros por ellos mismos), y lograr que ni un solo momento dejes de hacer headbanging. De hecho, creo que si este disco, como los que citabamos al principio del articulo, hubieran salido a mediados de los ochenta, hoy estarian en las discotecas de casi todos los que gustamos del genero. Candidato a ser de lo mejor del año que viene, pues saldra a la venta alla por febrero. Muy atentos, que es soberbio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.