BABY WOODROSE

En la gruta como en casa

Last time i was too fucked up on cocaina. Con esa declaracion empezo Lorenzo Woodrose el concierto de su banda. Y se ve que tenia frescos los recuerdos de su ultima visita a Madrid en la misma sala porque ciertamente se mostro algo mas contenido que en ocasiones anteriores. Eso si, no duro mucho la calma auto-impuesta y a medida que avanzaba el concierto fue dejando salir a la bestia a base de guitarrazos salvajes y una mezcla de hard-rock y garage con toques de psicodelia a partes casi iguales jams de diez minutos incluidas. Con un nuevo disco bajo el brazo llamado igual que la banda del que sonaron varios temas, Baby Woodrose volvieron a meterse en el bolsillo a un publico al que en su mayoria ya tenian ganado de antemano. Viejos conocidos de nuestros escenarios, los daneses se han hecho con una base de seguidores fieles que no les fallan. Ellos lo saben, lo aprovechan y lo mas importante. lo disfrutan cada momento en el que estan encima del escenario. Nosotros tambien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.