ENTREVISTA A NANCY HOLE

La gira de angeles toca a su fin en el Foro

NANCY HOLE tocan otra vez en Madrid y no hemos querido dejar pasar la ocasión de hablar con ellos ante su vuelta a los escenarios de esta su ciudad para el cerrar la gira.

Bienvenidos de vuelta a casa. Habéis tenido un comienzo de año bastante movido: una semana por León, la siguiente en Alicante… Contadnos, ¿cómo está resultando la presentación de “Ángeles” (Pagana Records 2009)?

BISCUIT: La respuesta está siendo bastante positiva. Nos alegra mucho tocar en ciudades donde nunca habíamos tocado antes y descubrir que el público conoce tus temas y se entrega del mismo modo que nosotros nos entregamos en directo. Cuando termina el show y te tomas algo con la peña descubres que tienes público nuevo que te ha descubierto con este disco y eso te motiva para seguir componiendo y tocando para llegar a cuanta más gente mejor.

JOSS: Lo cierto es que hasta que no sales a la carretera y te sacudes el polvo por ahí, fuera de tu ciudad, buscando tu sitio y mirando otras caras, con estos temas por delante no le das vida a la música realmente. Nos hemos encontrado
con gente con la que hemos podido hablar al bajar del escenario, que nos han dado una vida tremenda al ser público nuevo que ha venido por su propio pie tras escucharnos en la radio o internet, es muy reconfortante para nosotros.

Este es vuestro tercer trabajo editado, donde una de las cosas más destacables es el paso del inglés al castellano en las letras. ¿Qué os ha decidido a dar el salto con el idioma?

BISCUIT: Fue un paso muy natural. Nosotros pensamos y hablamos en castellano. Es cierto que muchas de nuestras influencias son de origen extranjero, escuchamos muchos grupos y artistas guiris (aunque siempre dejamos un hueco para las bandas nacionales que nos gustan), por eso comenzamos nuestra andadura en inglés, pero con el paso del tiempo se hizo evidente nuestra necesidad de expresarnos en nuestra lengua para llegar a nuestra gente.

Hay canciones como “Perdóname Madre” o “Recordarte” que tiene mucha fuerza y se te quedan rápidamente metidas en la cabeza. ¿Creéis que pueden llegar fácilmente a un público más amplio del que hasta ahora os conocía?

BISCUIT: Sin duda. Temas como estos tienen todas las papeletas para que gente que está fuera del Rock se sientan atraídos por ellos. De todos modos nosotros siempre hacemos lo que nos gusta en cada momento y siempre componemos para nosotros mismos en un primer momento, si además llegamos cada vez a más gente…pues de puta madre.

Hay que preguntar por el último fichaje: Iván Díaz, que fue Premio al Mejor Guitarrista Emergenza 2008. Desde luego, era difícil encontrar un recambio mejor. ¿Estáis satisfechos todos con la elección?

JOSS: En parte tan solo, porque es un tío demasiado guapo y esto es una putada en una banda donde todos éramos igual de feos, jajajaja. No, en serio, Iván ha caido directamente del cielo. Es muy dificil encontrar a un músico que tenga ciertas carácterísticas y que además toque tan bien y tenga tanta energía. Ya lo veréis. Un máquina.

BISCUIT: Por supuesto. Juan Navazo ha sido un gran compañero en el grupo, es un gran músico, un magnífico arreglista y compositor. Se vio obligado a marcharse por motivos ajenos a la banda y cuando esto ocurrió pensamos que sería muy difícil encontrar un sustituto, pero de repente apareció Ivan Díaz como caído del cielo. Intercambiamos unos e-mails y, casualidades de la vida: ¡Lucky y él ya se conocían!, con lo que la cosa fue fácil y rápida. Empezamos a ensayar los temas, vimos que había rollo y en 20 días estaba debutando con nosotros en León. ¡A veces el diablo se pone de tu parte ja, ja!.

En las guitarras es donde más cambios habéis tenido, pero la batería y la voz son las mismas desde el comienzo. ¿Qué más cosas podemos decir que no han cambiado desde entonces?

BISCUIT: Nuestro ímpetu, nuestras ganas y nuestro modo de entender el Rock.

¿Cómo recordáis ahora aquellos primeros pasos? Porque han pasado ya unos cuantos años desde que empezasteis a tocar, y habéis ido aprendiendo mucho por el camino…

BISCUIT: Joder. Era una puta locura. Ensayábamos siempre muy tarde, rodeados de litros de cerveza y absorbidos por una densa humareda.
Joss y yo ya nos conocíamos de años atrás, cada uno tenía su propia banda que mas o menos funcionaba, pero nos faltaba algo de Rock de la vieja escuela y decidimos montar esto. Al principio hacíamos versiones de bandas como Gluecifer, New American Shame, Black Sabbath y cosas así, hasta que empezamos a componer y la cosa se hizo mas seria…Ya no nos atufamos a sustancias en los ensayos ja, ja, ja.

Desde que os conocí antes de sacar “To Steal the Surfer’s Soul”, cada vez que oigo la voz de Joss no puedo evitar pensar en Ian Astbury; hasta habéis comenzado muchas veces los conciertos con el “Sanctuary” de The Cult. ¿Hay una especial predilección por ellos en vuestro santoral del rock?

BISCUIT: Si dijéramos que no estaríamos mintiendo vilmente. The Cult es una banda muy grande, nos alegra mucho que estén girando y es un placer verlos en directo.
Mucha gente compara la voz de Joss con la de Astbury y para nosotros es un honor pero no pretendemos sonar a ninguna banda conocida, solo a nosotros mismos con nuestras influencias.

Vuestra afición a las versiones os dio una gran alegría: para el disco de homenaje a Circus of Power, “Working for the Machine”, se eligió vuestra versión de su “Motor” que ya habíais incluído en vuestro segundo trabajo, “Blackswan”; además, fue la que abría el disco. Todo un honor, ¿no?

Joss: Imagínate, que contaran con nosotros y estar ahí con todas esas bandas norteamericanas nos hace sentir muy orgullosos. Los C.O.P son para nosotros parte de nuestra adolescencia y una gran influencia. Contactamos con Alex Mitchell para enviarle una copia de “Blackswan” através de Bob, un buen amigo de la banda y gran tipo. Alex nos escribió comentando que le había gustado mucho la versión de “Motor” que aparece en el disco, y también que algun día si todo nos iba muy bien esperaría recibir “..a fat nice check”, jajaja. Después de eso Bob nos comentó la idea del tributo y que querían abrir con “Motor”, así que es un sueño hecho realidad y de las cosas más especiales que nos han pasado. Solo nos queda la espinita de pegarnos un viaje a New York para liarla gorda…

Supongo que también fue algo especial que alguien como Juliette Lewis os escogiera personalmente como teloneros para uno de sus visitas a Madrid. ¿Cómo surgió esa posibilidad? ¿Os confesó por qué os había escogido a vosotros?

BISCUIT: Fue una experiencia cojonuda. Juliette estaba buscando una banda local para abrir el bolo, la ofrecieron varias, nos escuchó a nosotros, le gustó y nos eligió. Fue muy gratificante. El trato con ella fue muy bueno, Juliette no va de diva, es un músico más, realmente es casi un tío más, jajaja. Es una tía con una energía muy especial dentro y fuera del escenario. Además la banda que lleva son músicos con muchas tablas y unos tíos enrollados. Mucha gente la critica por el hecho de ser actriz, dicen que claro que no se lo ha currado como la mayoría los grupos de Rock que pululamos por ahí; te puede gustar su música o no, pero si ella no sintiera esto, ¿cómo cojones iba a aguantar una gira de 20 bolos en un mes?. Me gustaría ver a la peña que dice eso de ella un mes entero en la carretera y tocando todas las noches a ver si lo aguantan, a lo mejor les traen sus novias (o novios) a casa agarrándolos de la oreja.

Antes de despedirnos y desearos la mejor suerte, me han contado que os estáis haciendo oír por Venezuela. ¿Hay planes de poder ir por Sudamérica a presentar el disco?

BISCUIT: Ya nos gustaría, pero no depende de nosotros. Eso es cosa del sello.

Bueno, lo dicho: suerte este sábado en Ritmo y Compás, y por supuesto en todo lo que hagáis, que os la merecéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.