THE PINKTONES

Mas que imitadores, dignos herederos

Dejemos clara una cosa. Pink Floyd solo ha habido unos y nadie les podra sustituir. El que los haya visto en vivo podra contarlo y los demas nos quedaremos con las ganas. Como esto ya no tiene remedio, por lo menos nos queda la opcion de ver algo parecido a lo que era un concierto suyo gracias a gente como Pinktones. Por supuesto, no pretenden ser Roger Waters ni David Gilmour, no buscan el parecido fisico ni se dedican a imitarles las poses como si hacen muchos grupos tributo-homenaje. Lo suyo es tan sencillo y por ello tan complejo, paradojicamente como tratar de conseguir el sonido mas fiel al original, mediante el uso de los mismos recursos y la misma tecnologia, unido a una meticulosa y cuidada interpretacion de los temas, hasta procuran que el espectaculo visual, algo fundamental en los shows de Pink Floyd, no desmerezca de lo que ofrecia la banda en sus actuaciones – aunque aqui, claro, si que es mas evidente la limitacion, porque quien es capaz de embarcarse en el mas sencillo de sus montajes Hay que reconocer que esta gente se lo toma realmente en serio, y esta claro que lo hacen desde el respeto y la admiracion mas absolutos. La minuciosidad en reproducir el sonido de las canciones, la creacion de los mismos efectos, la precision en ejecutar cada cambio y cada giro desvelan una honesta reverencia hacia estos indiscutibles maestros. Hay momentos en que, si cierras los ojos, puedes sentirte un ser afortunado que esta a unos pocos metros de los mismisimos Pink Floyd. Todos se esfuerzan en reflejar lo que tantas veces han escuchado, tratando de sacar el maximo partido de cada instrumento y que a la vez todos queden perfectamente compenetrados. Si quieren sonar como ellos, saben que deben formar una maquinaria igual de bien engranada. Ni siquiera un inoportuno fallo electrico que les dejo en silencio en medio del concierto pudo descolocarles. siguieron adelante con la cancion a pesar de no poder casi oirseles, cosa que el publico agradecio ayudando con sus voces. Un detalle mas de la profesionalidad de estos musicos, que en general dejan una sensacion brillante como interpretes, desde la gravedad y la contundencia del bajo y la bateria hasta algunos solos de guitarra realmente emocionantes y memorables, pasando por la espectacular voz de las coristas – en especial de una de ellas – y la versatilidad del teclista y del segundo guitarrista que tambien nos regalo unos muy correctos solos de saxo. Al final, se encendieron las luces y todos despertamos del sueno de haber visto a Pink Floyd tocando en un teatro de Madrid. SETLIST. Have a Cigar , What do You Want from Me , Pigs , On the Turning Away , Shine on You Crazy Diamond , Breathe , On the Run , Time , The Great Gig in the Sky , Money , The Dark Side of the Moon , Any Colour You Like , Brain Damage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.