U.K.SUBS THE VIBRATORS

Mas vale ser punki que..

Como ya viene siendo habitual de unos años a esta parte, se repite el cartel que tal vez, hace 20 años hubiera sido memorable, aunque es digno de mencion que dos grupos con mas de 30 años de carretera, continuen en activo y fieles a un estilo que no goza precisamente de gran popularidad, pero que aun conservan fuelle y ganas de seguir en esto, por lo menos hasta que el cuerpo aguante. Con el ambiente caldeado en la Gruta, y algunas crestas de colores apuntando alto, comparecian en primer lugar THE VIBRATORS, pioneros y referentes del movimiento punk en Inglaterra desde el 76, esta vez si que vino Ian Knox Carnochan, tras una ausencia temporal que le impidio estar la vez anterior sobre el mismo escenario, siendo cubierto su puesto por el otro guitarra Nigeel Bennett, que ahora ocupa el papel de guitarra y coros, ademas de cantar en algun tema. Apoyado por el fines Pete en el bajo, echando el resto, y el otro co-fundador del grupo Eddie en la bateria, quien ademas de cantar se encargo de ir presentando los temas, y lo hizo con las pilas bien cargadas, aunque algo desmejorado, disparando punk-garajero raudo y asilvestrado, repleto de letras con componentes de concienciacion social, la vida nocturna, o el sexo, con temas de sus primeras grabaciones como Petrol con la que abrian fuego, Pure mania, Whips and furs, o Troops of tomorrow que sono algo mas opaca que la de la grabacion de estudio. Sin olvidar temas mas recientes como Free spirit, ni perlas como London girls, 24 hour people, la inconfundible Judy says, la coreadisima Babyb, baby y Automatic lover con la que cerraban y conseguian unos inmejorables resultados, a base de emanar buenas vibraciones con sus sonidos energicos y fibrosos directos a las visceras. El programa doble se completaba minutos despues con otros legendarios paisanos britanicos de la misma quinta, todos unos veteranos de la subversion sonica del punk-rock ingles, con mas de 20albunes editados, y un Charlie Chaper, su vocalista, que con mas de 60 tacos. Sigue al frente haciendo lo que tan bien se le da desde hace tres decadas. Empezaron fuertes con Emotional blackmail, kicks, New York State y Organiced crime, dando un recorrido por los 80 en los que basaron la mayoria de los temas de corto minutaje, con estructuras sencillas y alto octanaje que fueron ejecutando con ritmo brioso, y a la guitarra del incombustible Nicky garrat echando chispas con canciones como Left for dead, Rockers o Crash house de los finales de los 70. Alguien del publico le entrego un imperdible a Chrlie, y este no duda en prender en su camiseta a la vez que intercambia tercios de birra con los de las primeras filas. Punk del verdadero, del de la vieja escuela. Con la muy coreable Keep on running enfilaban hacia la recta final, pisando a fondo el acelerador con Tomorrow girl, la demoledora Warhead sonando bestial, Riot y Strangle hold que ponia la guinda, para despues de cinco minutos de respiro, reaparecer y endinarnos seis disparos mas que terminaron de arreglarnos el cuerpo a todos los que disfrutamos con el genuino punk de mediados de los 70. No hubo sorpresas, ni las esperabamos, ya sabiamos lo que habia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.