ENTREVISTA A LÜGER

Debut sorprendente

Hacía tiempo que un debut no capturaba tanto nuestra atención. A un mes de su presentación en la capital (15 Abril en El Sol) entrevistamos al novel grupo madrileño LÜGER con el resultado que podéis ver a continuación.

Banda “nueva”, pero ninguno sois novatos en esto ya que habéis tocado en grupos como Los Imposibles, Jet Lag o The Awesome J’Haybers. ¿Como surgió el nexo de unión entre vosotros?

Digamos que antes de formar Lüger todos habíamos meado juntos alguna vez en un bar. Dani y Rulo eran amigos desde hace bastantes años y se unieron a Folleto, quién andaba buscando músicos para un nuevo proyecto a parte de Jet Lag, grupo que estaba dando sus últimos coletazos. Después de algunos ensayos con otra gente, al final se unieron Lopin y Mario. Hasta que no llegaron ellos no se acabó de perfilar el carácter actual del grupo, el cual viene dado por nuestro común amor hacia diversos estilos como la psicodelia, el space-rock, el kraut-rock, el ruido, etc.

Supongo que estaréis cansados de que se pongan los ejemplos de Can, Neu!, Faust y Spacemen 3 como referentes para catalogaros. Decidnos alguna otra influencia no tan evidente o alguna banda con la que os gustaría que os compararan.

No estamos cansados de que nos comparen con los grupos que nombras, nos lo tomamos como un elogio de la hostia. Nuestro disco es bastante heterogéneo y cada tema puede evocar distintas influencias. Una que no es muy evidente, o por lo menos eso creemos nosotros, no tiene nada que ver con un grupo determinado sino con el ambiente de los ensayos. Cuando estamos componiendo lo hacemos todos a la vez, pudiendo estar dándole vueltas a un loop horas y aportando cada uno de nosotros las ideas que se nos ocurren. Solemos apagar las luces del local y poner proyecciones de colores como única iluminación. Ensayar así no es lo mismo que hacerlo con luz de fluorescente y parando cada tres minutos a matizar gilipolleces.

¿Estamos viviendo una segunda edad dorada de la psicodelia, el rock progresivo y el kraut-rock?

Hombre, es obvio que de hace diez años hasta hoy (aunque siempre ha habido buena representación) han ido surgiendo bandas realmente buenas y con discos fantásticos, que sí podrían haber dado lugar a una especie de auge de la psicodelia, el space-rock, el progresivo o incluso el krautrock (Sun Dial, Sunburned Hand Of The Man, Ducktails, White Hills, Black Dice, The Yellow Moon Band, Black Angeles, Acid Mothers Temple,…) Pero de ahí a que se le llame edad dorada, creo que hay una diferencia. Sobre todo porque a finales de los 60 y principios de los 70, este tipo de música estaba a la orden del día hasta casi para el menos puesto en música y surgían bandas hasta debajo de las piedras. Era realmente lo que se vivía y predominaba, aún dentro de un minoritarismo, pero mucho más amplio que el actual. Lo que sí que creo que hay que considerar es que la psicodelia y sus derivados nunca han dejado de renovarse desde hace más de 40 años; no siempre se trata de una música meramente revivalista, sino que está en constante evolución y expuesta a reformas, fusiones y demás. Puede que sea la música que sigue teniendo una mayor frescura especial, pese a basarse en cánones muy predefinidos imperantes desde hace muchos años.

No he tenido la suerte de veros en directo (espero ponerle remedio el mes que viene en El Sol), pero si que se ha creado un boca a boca que vuestros directos son de lo más explosivo que se puede ver en la actualidad. ¿Os consideráis más un grupo de directo que de estudio? ¿Lleváis algún tipo de apoyo audiovisual en los conciertos?

No, simplemente porque el disco está grabado en directo en el estudio y casi sin arreglos. Si te refieres a que si nos consideramos más un grupo de tocar en directo que de hacerlo por pistas, pues sí, por supuesto. Creemos que nuestra propuesta musical debe ser así, tanto en los conciertos como en las grabaciones. Para nosotros tiene muchas más ventajas que inconvenientes, nos permite improvisar y nos da un sonido más “real”.

En cuanto al apoyo audiovisual… de momento solo llevamos un par de luces compradas en un chino, somos gente pobre, pero para el concierto del Sol es posible que haya alguna sorpresa.

Grabasteis el disco en apenas un par de días. ¿Teníais ya las ideas muy claras antes de entrar en el estudio? ¿Cuál fue la aportación de Paco Loco al proceso?

Lo grabamos entero, con arreglos y todo, en día y medio, e incluso alguna canción del disco es la primera toma que hicimos. Las ideas las teníamos bastante claras aunque te puedo decir que en la misma grabación se improvisaron tanto estructuras como detalles.

Paco, básicamente, cumplió a la perfección su papel de productor. Nos aconsejaba, nos regañaba, aportaba ideas, etc. Es jodido gobernar a cinco cafres metidos en una jaula con sus instrumentos y él lo hizo a la perfección.

¿Hay alguna idea central (conceptual) que fluya durante el disco o no es más (que no es poco) que la mejor colección de canciones que teníais en estos momentos?

La idea central, conceptual o como quieras llamarla es el disco en sí. Como se dijo anteriormente es muy heterogéneo y refleja la corta, pero no por ello menos importante, evolución del grupo. También era la mejor colección de canciones que teníamos en esos momentos, simplemente porque no teníamos más.

Os adaptáis a los tiempos que corren y habéis puesto el disco gratis a disposición del público en la web: luger.bandcamp.com y en principio solo lo editaréis en vinilo vía Giradiscos. ¿Tan poco valor tiene hoy en día la música en si misma como para “regalarla”? ¿La vuelta al antiguo formato LP es el futuro a nivel de venta de contenido?

Lo que pretendemos ofreciendo el disco en descarga gratuita es hacer que llegue a la mayor cantidad de gente posible, lo cual es el principal objetivo de cualquiera que “cree” algo. No vamos a sacar formato CD del disco y el que quiera comprar el vinilo lo va a comprar igual a no ser que sea un marrano del 15. Nosotros no hacemos música para marranos. Si la pregunta va enfocada en el valor “material” de la música te vamos a contestar con otra pregunta en el mismo tono “mercantil”… ¿no crees que cuanta más gente escuche el disco más posibilidades hay de llenar los conciertos?

Respecto a lo de antiguo formato LP… el vinilo, por lo menos para nosotros y nuestro círculo musical, nunca se había ido.

Vuestro debut no deja de ser un disco con siete canciones y 36 minutos de duración. ¿Menos es más?

Es lo que es. Ni menos es más, ni burra grande ande o no ande. A lo mejor el siguiente tiene cuatrocientos temas y dura seis días pero de momento este lo hemos hecho así. ¿Realmente alguien mide la calidad de un disco por su duración? No creo. Lo que hicimos fue aprovechar un momento en el que sentíamos que había que grabar. Si hubiéramos esperado a tener otros tres temas muy probablemente estos no hubieran sonado igual. Las cosas hay que hacerlas cuando las sientes.

¿Hacer una intro “electrónico-dronera” como carta de presentación de la banda, de casi siete minutos, como “Spotted Introspective Female Firecracker” no es una locura? ¿Empezáis con ella vuestras actuaciones?

Una locura es disfrazarte de muyahidín y entrar corriendo en la embajada de E.E.U.U. echándote la mano al cinturón. Empezar un disco con ese tema no. No sé si te refieres a una locura en términos comerciales… A estas alturas de entrevista al lector ya le habrá quedado bastante claro que nos la suda.

No empezamos nuestras actuaciones con ella, es uno de los bastiones del directo y nos la guardamos para el final.

“Portrait of a Distant Look” me ha recordado a “Sheets of Easter” de Oneida en los coros y la base rítmica. ¿Son otra influencia más? ¿Alargáis en directo los temas como hacen ellos, llevando al límite del oyente esas estructuras repetitivas?

Por supuesto que Oneida es otra influencia más y además uno de los grupos más interesantes de hoy en día. La duración de nuestros temas en directo nunca es la misma, depende de muchos factores. El más importante es la total indiferencia a lo que esté pensando el público; si llevamos siete minutos de ruido y la gente empieza a desfilar no por ello vamos a parar.

Por fin salen de la oscuridad “underground” muchos de los grupos que llevan años batallando en la capital: Rosvita, La Débil, The Joe K-Plan y vosotros mismos. ¿Existe realmente esa “escena madrileña” o es un invento más de la prensa en su afán de clasificarlo todo? Y en todo caso, ¿os sentís parte de ella?

No tenemos conocimiento de ningún tipo de escena. En Madrid hay muchos grupos buenos, como los que nombras, pero es que es más fácil que los haya al haber más gente viviendo aquí. Yo lo consideraría más bien “estadística”. Para que haya una escena tienen que darse ciertas características como las del Xixón Sound de los 90, por ejemplo, sitio pequeño plagado de bandas con mucho que decir. No nos sentimos parte de ninguna escena.

¿Cuál es el futuro inmediato que os espera durante este 2010?

Tocar donde nos dejen y comprar ropa cara, que andamos hechos unos guarros.

Muchas gracias y mucha suerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.