MARLANGO

Buen rollo y mejor musica

A priori, una propuesta musical tan interesante y arriesgada como la de Marlango es muy probable que hubiese estado condenada al fracaso y a una cierta indiferencia por parte de los medios mas importantes. Lo primero que suele comentar la gente sobre esta banda es que de no ser por la relevancia de su vocalista, la actriz Leonor Watling, no pasaria de ser un grupo de culto, ya que jamas hubiesen conseguido la atencion necesaria. Ahora bien, la perspectiva de los anos, nos ha mostrado que se trata de un proyecto fuerte y que se ha consolidado, con grandes musicos como el pianista Alejandro Pelayo y el trompetista Oscar Ybarra, y que independientemente del tiron de Watling, lo que hay detras es calidad, calidad y mas calidad. De hecho, el excelente envoltorio y popularidad de Leonor esconden a una cantante tan grande como el Teatro Arriaga, que acogia su actuacion de Bilbao, aunque es mas que probable que nunca se la valore en su justa medida. Nada mas comenzar, tras ver a Leonor al piano, cayo Hold Me Tight a las primeras de cambio, una senal de que no necesitan guardar todo el arsenal para el final. Por otra parte, en Wrong Way nos transportaron, con la sutileza y sencillez de unos artesanos de la musica, a algun lugar donde reina la tranquilidad y el sosiego. Daba gusto la verdad. Ahora ya nos quedamos solos, podeis hacer ruido, podeis insultar, dijo Leonor mientras se apartaban los musicos. Alejandro Pelayo lanzo la piedra. Alguna peticion. Vete, les pidio el publico, una cancion tan triste como bonita. Sorprendidos por el tema tan poco animado que les habian solicitado, bromearon con la gente de Bilbao, preguntandoles si en realidad estaban tan apesadumbrados. Asi, la siguiente cancion, Let The Sky Fall, de su ultimo y reciente trabajo Life In The Treehouse, fue algo mas alegre y positiva. Hubo lugar tambien para una version de la cancion No mires a los ojos de la gente de Golpes Bajos, que tuvo buena acogida. De igual modo, a lo largo del concierto, entre cancion y cancion, se fueron sucediendo las presentaciones de los diferentes musicos, que dieron buena cuenta de su saber hacer. Yo personalmente creo que silbar es la mejor manera de salir de cualquier situacion, comento Watling en tono jocoso mientras empezaban a tocar Pequeno Vals, en la que el publico participo, logicamente, silbando. Alejandro Pelayo, por su parte, cogio la guitarra para tocar I Dont Really Want To Know, que enlazaron con The Answer, otro tema del nuevo disco. Take Me dio el toque de country de carretera, con sus cambios de ritmo y esencia americana. Se fueron despidiendo y nos dejaron el temazo The Long Fall, con las consiguientes palmas y subidon final. Pero la cosa no quedo ahi, y los obligados bises llegaron con You Wont Have Me, un tema tranquilo. Alejandro, grande le gritaron, y este contesto bueno, tengo mis dias, arrancando las carcajadas del publico. De hecho cabe resaltar el esfuerzo realizado por el pianista para tocar en Bilbao, ya que le habian quitado muy recientemente la escayola de su muneca. Todo un detalle de entrega y esfuerzo. Shake The Moon nos llevo a una atmosfera de bajos fondos, a unas calles oscuras en las que nos podriamos encontrar perfectamente con el mismisimo Tom Waits. La voz profunda y grave de Leonor bordo un tema que le va como anillo al dedo. Para terminar, tocaron Its Allright, cancion que sirvio de colofon y en la que incluso hubo saltos de entusiasmo en la primera fila. De esta forma, se puso fin a un concierto calido y agradable, de esos en los que uno sale con la sonrisa en la boca y con la sensacion de que una vez mas la calidad ha salido triunfante.

1 pensamiento sobre “MARLANGO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.